Rinden Homenaje a José Martí en Argentina

En la plaza que lleva el nombre del prócer cubano José Martí, en el barrio porteño de Villa Lugano, en la República Argentina, se efectuó un homenaje al prócer cubano José Martí, en ocasión del aniversario 162 de su natalicio, con la premisa martiana de que “ trincheras de ideas valen más que trincheras de piedra.”
Con las ideas del Apóstol cubano, el pueblo de la Isla ha logrado llevar adelante la primera revolución socialista del continente, resistir a la permanente agresión norteamericana y convertirse en el faro que ilumina el proyecto de unidad de Nuestra América.
José Martí, alertó permanentemente contra el expansionismo norteamericano y de sus intenciones para dominar América, consideró en sus propuestas que “Cuba debe ser libre de España y de los Estados Unidos”…  “En América hay dos pueblos, y no mas que dos, de alma muy diversa por los orígenes, antecedentes y costumbres, y solo semejantes en la identidad fundamental humana. De un lado esta Nuestra América, y todos sus pueblos son de una naturaleza y de cuna parecida o igual mezcla imperante; de la otra parte está la América que no es nuestra” reiterando que los Estados unidos de Norteamérica “es el peligro mayor de Nuestra América”.
 Su profundo anticolonialismo, evolucionó rápidamente hacia el antiimperialismo, su plan de acción se basó en tres ejes: la unidad de los cubanos como nación en un proyecto cívico-republicano, terminar con el dominio colonial español y evitar el avance imperial norteamericano. Las ideas de Martí están tan vigentes como el día en que las expresó.
Con éstas premisas, Fidel Castro y los jóvenes del centenario, se inspiraron para llevar adelante un proceso político que se inició con el asalto al cuartel Moncada, el 26 de julio de 1953, que se coronó con el triunfo de la Revolución el primer día de enero de 1959, y hoy construye, impulsando el ALBA y la CELAC, la gran unidad de la Patria Grande, la de Martí, Bolívar, San Martín, Sandino y el Che, entre millones de hombres y mujeres que levantaron sus banderas anticolonialistas, antiimperialistas, para la construcción de una sola Latinoamérica unida.
Alberto Más, miembro del Comité Argentino por la Libertad de Los Cinco, destacó el triunfo de haber logrado que el 17 de diciembre regresaran a Cuba, Gerardo, Ramón y Antonio, los tres luchadores antiterroristas, del grupo de Los Cinco,  que aún permanecían en  cárceles norteamericanas: “Fidel lo prometió, la solidaridad internacional presionó y Raúl lo concretó” , alertando que hoy el imperialismo cambia su táctica, vistiendo al lobo de caperucita roja.
Pablo Vilas, director de la Casa Patria Grande, destacó que Martí nos enseñó que el verdadero enemigo viene del Norte, donde se conciben los golpes políticos, ahora llamados suaves, que afrontan los proyectos progresistas en la región. También destacó que quienes participaban del acto piensan en un mundo mejor,  inspirados por quien ofrendó su vida para con la independencia de Cuba impedir que Estados Unidos cayera con toda su fuerza sobre nuestras tierras de América.
También recordó que en un discurso de la Presidenta Cristina Fernández, (cuando denunció que sectores concentrados de la economía quieren voltear al Gobierno con ayuda extranjera, cuestionando también en duros términos a Estados Unidos por las acciones del juez Griesa sobre la deuda externa Argentina y los fondos buitres, y comentarios sobre la difusión mediática de un posible atentado por parte del grupo terrorista Estado Islámico), que si le sucediera algo “no miren hacia Oriente, miren hacia el norte”.
El diputado nacional Horacio Pietragalla, al hacer uso de la palabra destacó a José Martí como prócer latinoamericano, que abogó por la unión e integración de América Latina, relacionándolo también con el contexto político argentino, afirmando que no solo hay enemigos internos, sino también internacionales entre los adversarios  que impulsan la desestabilización de la democracia y los proyectos populares.
En el cierre, el embajador de Cuba, Orestes Pérez, al analizar la personalidad del Apóstol, lo encumbró como el paladín de la independencia y la integración latinoamericana, tomando de sus enseñanzas el llamado a la necesaria unidad, que hoy es más importante que nunca, trayendo a colación la idea que el Maestro  expusiera en su ensayo “Nuestra América” al sentenciar Martí  sobre los EE.UU: “Los árboles se han de poner en fila, para que no se pase el gigante de siete leguas.  Es la hora del recuento, y de la marcha unida, y hemos de andar en cuadro apretado, como la plata en las raíces de los Andes”
El embajador cubano, junto al diputado Pietragalla y el Sr. Vilas depositaron una ofrenda floral ante el busto de José Martí, con la figura de la bandera de Cuba.
El acto de homenaje al Apóstol, en Argentina, fue organizado por la Casa Patria Grande “Presidente Néstor Kirchner”, la Asociación civil Corti-Pietragalla, la Embajada de Cuba en Argentina, la Casa de la Amistad Argentina-Cuba, la Metropolitana de Solidaridad con Cuba y el Comité Argentino por la Libertad de Los Cinco.
La parte cultural de la actividad estuvo a cargo del  taller “Hijos de la Patria Grande” para los mas chicos, quienes pudieron desarrollar sus dotes de “dibujantes y pintores”, luego los integrantes de la escuela de Capoeira  mostraron sus habilidades en dicha arte marcial, seguidos por el conjunto de baile de la comunidad boliviana que cerró a todo son y salsa, el conjunto Murumba.

Fuente: http://www.cubainformacion.tv

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*