[Nueva York], Sbre. 7 [1887]

[Nueva York], Sbre. 7 [1887]

Mi Señor:

Ayer puse en el correo una correspondencia para El Part., y hoy pongo la de esta semana, enviándolas casi juntas porque en la semana pasada no hubo cosa de importancia que decir. En cambio ahora se aglomeran, y preparo una carta que V. ha de leer sobre las fiestas de la Constitución en Philadelphia, que prometen ser famosas.

Le mando hoy, como ve, otra correspondencia, y un recorte de mucho interés con una entrevista del Gral. Díaz sobre México, que de seguro habrá traducido El Partido. Veo El Partido con letra muy ancha, y más que por temer que no lo necesite, por mi miedo de parecer intruso, no le mando, tal como sale y en el mismo día, lo que aquí se publica de interés sobre México. Yo creo que de ningún modo le sería inoportuno tener abierta una sección constante y bien nutrida, con lo que dicen aquí los partidos opuestos, bajo la cabeza, por ejemplo, de México en los Estados Unidos.—Si V. me lo manda así, tendré placer en hacerlo. Traducidos no le mandaré los recortes, por falta material de tiempo, y porque de los más de ellos, y de casi todos, valdría más que traducirlos, extractarlos, para que la sección fuese más variada y mejor servida.

No me ha dicho si al fin en su tercer viaje llegó el Cristo; ni si Manuel, que debe ser ya un perfecto caballero, sabe inglés, ni qué hace y estudia, todo lo cual tendría gusto en saber.

Trabajo tenazmente en mi proyecto de libros, en que cada día tengo más fe. Quería mandarle hoy en prueba el prólogo de Ramona. No me ha de olvidar, porque tengo en él fe supersticiosa, a este libro querido.

Porque los quehaceres de la Secretaría no se enojen, aquí acabo. Y espera impaciente carta suya, su hermano, que a todos los recuerda.

J. MARTÍ

Los comentarios están cerrados.