[Nueva York, 20 de julio de 1887]

[Nueva York, 20 de julio de 1887]

Mi amigo mejor.

No puede ser lo que quería-regalarme escribiéndole-contestando su carta-contándole mis planes y quehaceres. He estado en cama, como todos los veranos, con un odioso ataque de bilis, que me ha tenido casi el mes sin conciencia de mí. Hace tres días me levanté. Ahí le va mi primera carta: y como estoy alcanzado por la enfermedad, irán las dos que faltan en la semana próxima. ¡Así vivo, y así se vive aquí, sin minutos para dar el alma a quien se quiere! Pero sí tengo tiempo para decirle que en rollo aparte, y bien dispuesto va hoy mismo para V. no una fotografía,-como para quedarse en manos bribonas ha ido ya dos veces-sino un grabado mayor del cuadro de Munkácsy. -Dígame, aunque sea en una línea, si llegó a sus manos, y si le gusta esa carta que envío; y por cuya corrección, aunque ya parezca puerilidad, le ruego que vigile. Porque la cosa vale-no el modo de decirla; pero si la imprimen con descuido, la cosa no se entiende.

Ya estoy en pie, y así lo abrazo: y beso los de Lola.

Su hermano

J. MARTÍ

Los comentarios están cerrados.