Proyectan instalar en La Habana una Réplica de la Estatua de Martí en Nueva York

El embajador cubano en Washington, José Ramón Cabañas, anunció que el Museo del Bronx y la Fundación Ford, se unieron en un amplio proyecto para instalar en La Habana, una réplica de la imponente escultura de José Martí ubicada en el Parque Central, de Nueva York, que ocupa una posición privilegiada: entre las estatuas, ecuestres también, del prócer venezolano  Simón Bolívar y el argentino José de San Martín, junto a la Avenida de las Américas.

La artista de la plástica Ann Hyatt Huntington, es la autora de la estatua ecuestre de José Martí, situada en el Parque Central de la ciudad estadounidense de  Nueva York, que representa  el momento de la caída en combate de José Martí en la zona conocida como Dos Ríos.

El Museo de Arte del Bronx, con más de tres décadas de intercambio cultural con la Isla, anunció la iniciativa para copiar la escultura monumental preparada por la artista de la plástica Anna Hyatt Huntington, dedicada a José Martí y aseguró que éste será un regalo para el pueblo de Cuba en 2016″.

El Museo constituyó un grupo de Amigos de José Martí para recaudar los 2,5 millones de dólares que se necesitan para realizar la estatua en bronce y organizar su instalación en La Habana, además de llevar a cabo una serie de programas públicos y educativos tanto en Estados Unidos como en Cuba, para dar a conocer la vida del Apóstol de la independencia cubana.

De acuerdo con el Museo, la escultora de la obra original, Anna Hyatt Huntington, pretendió con este monumento reflejar la amistad entre los pueblos de EE.UU. y Cuba. La nota dada a conocer por la institución cultural expresa:

“La creación de una réplica para instalarla en La Habana es un complemento adecuado a la historia única del monumento… Al igual que el original de la ciudad de Nueva York, la réplica se establecerá de forma permanente en un destacado lugar de La Habana Vieja, declarada Patrimonio Mundial de la UNESCO desde 1982, donde será visto por miles y miles de cubanos y otros visitantes. La Oficina del Historiador de la Ciudad de La Habana, la entidad autorizada por las leyes cubanas para recibir este regalo, ha declarado con entusiasmo que lo aceptará con gratitud y lo colocará en el Paseo del Prado, también conocido como Paseo de Martí o Prado”.

Fuente: www.cubadebate.cu

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*