Natalicio de José Martí y Marcha de las Antorchas

A las puertas de un 28 de enero martiano, las antorchas comienzan a ensamblarse para iluminar las principales avenidas holguineras, por donde también desandará la figura del Apóstol en el año 165 de su natalicio.
Serán jóvenes estudiantes de todas las enseñanzas educacionales, quienes agiganten las ideas del más universal de los cubanos.
De sus versos, saldrán melodías en voces de niños y adolescentes que no dejarán morir al maestro en el día de su cumpleaños, porque todavía su ejemplo los inspira, los ennoblece y los educa.
El repicar de los tacones sonará más fuerte ese día en las bailarinas que querrán ser españolas para encarnar a uno de los personajes que aludió Martí en sus poemas.
Muchos abuelos quedarán sin sombreros el 28 de enero porque sus lazarillos lo tomarán para jugar al Meñique de La Edad de Oro.
El tarareo de la Guantanamera traerá de vuelta los versos sencillos y otro mar de pioneros asumirán a Martí desde cada página de Los Tres Héroes, La Muñeca Negra o Los dos Príncipes.
Martí llegará vivo en imagen y pensamiento a un 28 de enero que lo inmortaliza para la historia, a 165 años de escuchar su primer grito, en la habanera calle de Paula.

Fuente: http://www.aldia.cu

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*