Martí, hoy y siempre
Por: Rosa María Díaz Hernández

«Hoy y siempre es obligatorio volver al Héroe Nacional«, expresó la MSc. Madelaine Miranda Molina.

En ocasión del Vigésimo Aniversario de la Sociedad Cultural José Martí, encargada de la difusión del pensamiento e ideario martiano, y surgida por iniciativa de un grupo de intelectuales destacados, interesados en defender lo mejor de la tradición patriótica, política y filosófica de Cuba.

Una y otra vez llega el Apóstol. Sin importar el tiempo, el lugar o el tema, será recurrente su pensar cuando se nombre a Cuba. Así lo entendieron los hombres y mujeres fundadores de la Sociedad Cultural José Martí (SCJM) y así lo entiende también la MsC. Madelaine Miranda Molina, profesora de Historia de la Universidad Carlos Rafael Rodríguez, de Cienfuegos.

Su investigación resultó una de las propuestas de esa provincia para participar en la Vigésimo-segunda edición del Congreso de la Unión de Historiadores de Cuba. Sobre el tema, la autora comentó:

«Se titula ‘La labor de la SCJM frente a las amenazas del imperialismo norteamericano 1995-1998’, donde primero se hace un recorrido histórico, desde la caída del campo socialista, el impacto en el país, la Ley Torricelli y los gobiernos de George Bush y William Clinton«.

¿Por qué crear la Sociedad… precisamente en ese contexto?

«Estamos hablando de un período donde todavía se tenía la concepción de que quienes se iban del país lo hacían por razones políticas, y la organización aboga por unir a todos los emigrantes, aglutinarlos en clubes martianos, porque se trata de personas con identidad cubana, que llevan la educación recibida aquí, por eso nos podían ayudar en materia política.

«El propósito era promover no solo estudios e investigaciones, sino la necesidad de ‘vivir’ la obra martiana y estratégicamente fomentar también la solidaridad con nuestro pueblo«.

¿Cuáles fueron las líneas a seguir en sus inicios?

«Bajo la dirección de Armando Hart Dávalos, la membresía identificó cuáles eran los puntos vulnerables a los cuales las amenazas imperialistas iban dirigidas a los jóvenes, en primer lugar, por eso la importancia del papel de la juventud, en especial aquella conocedora de la obra martiana.

«Resalta también la unión entre la SCJM y la Asociación Hermanos Saíz, el interés por extenderla a otras instituciones afines. Y por último el papel comunitario de la Sociedad con la intención de trabajar con una variedad de gustos e intereses.

¿Cómo enfrentaron entonces las amenazas imperialistas?

«A través de la promoción de la cultura cubana, identificada por Fidel Castro como escudo y espada de la nación. Ese fue, en esencia, el mejor camino para mantener las conquistas de la Revolución.

El contexto de hoy difiere al de dos décadas atrás. ¿Qué vigencia tiene entonces su investigación?

«Una de las armas ideológicas de la Revolución cubana es la doctrina martiana. Martí vivió allí, conoció al pueblo norteamericano y a la política imperialista, que viene desde el siglo Diecinueve y no han cambiado mucho sus objetivos e intenciones con respecto a Cuba.

«Siendo la Sociedad la encargada de promover la obra y el estudio de José Martí, considero que tiene mucha importancia para poder entender nuestra actualidad. Como historiadora pienso que estamos ante un proceso en marcha y debemos estar muy atentos a las noticias sin olvidar esta visión de Estados Unidos hacia nuestro país.

«Por eso hoy y siempre es obligatorio volver al Héroe Nacional, y la labor de la SCJM es fundamental porque traduce, lleva y hace vida la obra martiana«.

Fuente: www.5septiembre.cu

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*