Homenaje a Carlos Baliño en Artemisa

Al decir de José Martí, Carlos Baliño es un cubano que padece con alma hermosa por las penas de la humanidad y solo podría pecar por la impaciencia de redimirlas”.

El legado del hombre que junto al Apóstol, fundó el Primer Partido Revolucionario Cubano y que en 1925 engendró el Partido Comunista de Cuba, cobró vigencia este sábado frente al Museo que lleva su nombre en el municipio artemiseño de Guanajay, su tierra natal, durante el acto por el aniversario 90 de su fallecimiento, un día como hoy, 18 de junio, en el año 1926.

Karina Martínez, habló en nombre de las nuevas generaciones de cubanos, fieles continuadoras de su entrega y ejemplo de revolucionario. Dijo que los jóvenes de hoy tienen la sagrada obligación de conocer la historia y a sus grandes próceres, pues solo de eso modo comprenderemos los valores que los llevaron ocupar un lugar de honor entre los cubanos.

Carlos Baliño recibió de su padre las enseñanzas anticolonialistas que lo convirtieron en un luchador contra el régimen español el que durante siglos gobernó a la isla con puños de hierro, por eso desde temprana edad escribió poemas contra la esclavitud, vivió los amargos momentos del presidio y la deportación de su padre, por lo que decididamente siguió sus pasos hacía el exilio revolucionario”, sostuvo.

José Antonio Valeriano Fariñas, miembro del Comité Central y primer secretario del Partido en Artemisa.

Al pronunciar las palabras centrales del acto por los 90 años de la muerte de Carlos Baliño, el primer secretario del Partido en Artemisa, José Valeriano, ratificó que fieles a la historia y al legado de Baliño, asumiendo su Partido, que es el nuestro, como la vanguardia de la Revolución y el Socialismo, podemos acompañarnos del pensamiento martiano para afirmar a 90 años de su deceso, que no mueren los que a la patria hicieron bien. Sigue vivo entre nosotros, porque cada soldado muerto es una raíz y la muerte no es verdad cuando se ha cumplido bien la obra de la vida.

Fuente: www.radiorebelde.cu

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*