Gratitud a los maestros Cintio Vitier y Fina García-Marruz

El agradecimiento a los maestros Cintio Vitier y Fina García-Marruz en nombre de sus discípulos del Centro de Estudios Martianos, ese fue el espíritu de las intervenciones de los doctores Marlene Vázquez Pérez, Carmen Suárez León y Pedro Pablo Rodríguez, en la mañana del 23 de setiembre último, durante la celebración del centenario de quien fuera el presidente de honor de la institución.

La obra martiana de Cintio Vitier (25 de septiembre de 1921-1ro. de octubre de 2009) incluye la presencia primordial de su esposa, Fina García-Marruz (28 de abril de 1923), fundadores de la Sala “Martí” de la Biblioteca Nacional donde iniciaron la monumental investigación para la edición crítica de las Obras Completas de José Martí e idearon el amplio repertorio que es el Anuario martiano y, luego desde el CEM, alentaron y acometieron otros muchos proyectos y publicaciones mencionados por Pedro Pablo Rodríguez que, dijo, abrieron “caminos para aumentar la conciencia martiana entre los cubanos” como, por ejemplo, Temas y Cuadernos martianos.

Cada participante refirió anécdotas que acreditan el privilegio de haber sido colegas de estos maestros dotados de erudición y, a la vez, de una profunda sencillez cuya clave deba buscarse quizás en la permanente condición de pedagogos que ejercieron al tiempo que desarrollaron una inmensa y multifacética obra literaria: “[…] de él o de Fina jamás saldría una palabra dura, o un gesto desdeñoso por muy joven o inexperto que fuera el autor”, aseguró Marlene.

De la muy extensa bibliografía de Vitier, coincidieron al destacar Lo cubano en la poesía, Crítica cubana y Ese sol del mundo moral, donde se mezclan el marcado rigor científico y la siempre latente voz del poeta que subyace en la producción ensayística y narrativa de toda su obra. Acerca de la compilación de Cintio y Fina, Flor oculta de poesía cubana, comentó Carmen Suárez: “es un libro estremecedor porque recoge la poesía cubana más olvidada, las piedras preciosas escondidas de los poetas más pobres […] en un recorrido que parte y se orienta hacia José Martí”.

Considerado hoy uno de los grandes pensadores de la nación, Cintio Vitier, doctor Honoris causa de las universidades de La Habana y de Soka, Japón, fue reconocido con el Premio Nacional de Literatura, Premio “Juan Rulfo”, título de Oficial de Artes, Letras de Francia y, entre otras muchas distinciones, compartió con Fina la Orden “José Martí”, la más alta que entrega el Consejo de Estado de la República de Cuba.

Hasta el año 2022, varias instituciones continuarán el programa organizado por la comisión “Centenario de Cintio Vitier”, encabezada por el Ministerio de Cultura, Biblioteca Nacional de Cuba “José Martí”, Centro de Estudios Martianos, Casa de las Américas, Instituto Cubano del Libro, Instituto Cubano de la Música, UNEAC, Oficina del Historiador de la Ciudad de La Habana, y la familia representada por la Casa Vitier García-Marruz que, como expresara Adrián Vitier (nieto) en su intervención de agradecimiento al CEM, será sobre todo “un centro con especial atención al magisterio de raíz poética”, o sea, martiano en su esencia.

La Casa Vitier García-Marruz, apuntó Adrián Vitier en diálogo posterior para este reporte, tendrá su ubicación física en el Centro Histórico La Habana Vieja, en la esquina de las calles San Ignacio y O’Reilly cuando la Oficina del Historiador de la Ciudad concluya la restauración, etapa prevista para el primer semestre del año próximo. A la espera de su consecución, bajo ese nombre quedará inaugurado el 30 de noviembre un sitio web que inicia tres líneas de trabajo fundamentales: la preservación del patrimonio documental de la familia (partiendo de Medardo Vitier, pedagogo y escritor, padre de Cintio), la continuación como colección de arte del proyecto editorial La Isla Infinita, y un amplio programa cultural.

En el acto del CEM, la doctora María Caridad Pacheco dio a conocer las bases del Premio de la Crítica Martiana “Cintio Vitier”, que convoca en los géneros de monografía, ensayo y artículo, para reconocer los mejores trabajos de investigación y divulgación, relacionados con la vida y la obra de José Martí.

En el homenaje estuvieron presentes, Teresa Viera Hernández, asesora del Ministerio de Cultura; Dulce Buergo Rodríguez, presidenta de la Comisión Nacional de la UNESCO; Omar Valiño Cedré, director de la Biblioteca Nacional de Cuba y secretario ejecutivo de la Comisión “Centenario Cintio Vitier”; Enith Alerm Prieto, directora del Memoria “José Martí” y directos del CEM y la Oficina del Programa Martiano.

Un audiovisual de la canción Amor (poema dedicado por Cintio a Fina) en la voz del cantautor Pablo Milanés e interpretada al piano por José María Vitier constituyó el cierre de la jornada

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*