Cuba entre tres imperios y en muchas dimensiones

Una nueva edición del libro Cuba entre tres imperios, perla, llave y antemural, de Ernesto Limia Díaz, acaba de ver la luz, en esta ocasión con el sello editorial Verde Olivo. En la presentación del texto se hallaba el Doctor Armando Hart Dávalos, miembro del Comité Central del Partido, director de la Oficina del Programa Martiano y de la Sociedad Cultural José Martí, en cuya sede tuvo lugar la velada.

Unas palabras escritas por Hart, en las que disertó sobre la necesidad de dar a conocer más la importancia de la juridicidad en la historia de Cu­ba “y cómo ella se inserta en la de nuestra región latinoamericana y caribeña con una dilatada historia de saqueo y depredación por parte de metrópolis antiguas y modernas”, dieron inicio a la presentación del volumen, del cual expresó también Hart, “nos introduce precisamente en esta rica historia de nuestra patria, abordando un periodo poco estudiado que abarca los casi tres siglos que siguieron a la colonización y conquista de la Isla”.

Con la certeza de que este libro “viene a subrayar como idea esencial de nuestro devenir histórico, que Cuba, para emerger como nación independiente, ha tenido que hacer frente a colosales desafíos de los apetitos de viejos y nuevos imperios”, la referencias expresadas por Hart dieron paso al investigador Harold Bertot Triana, presidente del Club Martiano Enrique Hart y presentador de la nueva entrega.

Bertot destacó que Cuba en tres imperios…, de “increíble didactismo”, está hecho para los jóvenes y aseguró que estos encontrarán en sus páginas la inagotable labor investigativa del autor para concebir su construcción histórica. “Limia, por ejemplo, echa por tierra la pretendida alusión de que el aborigen fue extinguido en nuestras tierras y asume que lo que se produjo fue un mestizaje entre el negro, el blanco y el indio”.

Las palabras de Bertot elogiaron los chispazos narrativos y la descripción exhaustiva del escritor. Ilustró estos pormenores con un pasaje en el que narra la llegada de Colón a las cercanías de la zona de la bahía de Bariay en el que hace una reconstrucción de toda la vegetación de la época, a partir de investigaciones consultadas.

En un aparte Bertot calificó la obra de Limia como portadora de un peso ideológico extraordinario, dado a que toda su construcción está enfocada en reconstruir y fortalecer la conciencia nacional, a partir de una forma didáctica y amena de conocer y entender la historia de Cuba.

El autor explicó al auditorio que su libro está pensado desde hoy y concebido como un proyecto para repensar la historia de la Isla en circunstancias que exigen nuevas respuestas a fenómenos muy complejos.

Con la intención de que el lector disfrute a la vez que aprenda ha conformado Limia su investigación. “He tratado de buscar un punto medio entre la historia y la novela para que cuando la gente esté leyendo el hecho histórico, sienta que lo está viviendo”.

Fuente: http://www.granma.cu/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*