Rinden homenaje al pintor mexicano Manuel Ocaranza en Uruapan

Autoridades del municipio michoacano de Uruapán e integrantes de un grupo de especialistas cubanos que visitan el lugar, colocaron una ofrenda floral junto a la tumba del pintor Manuel Ocaranza Hinojosa, nacido en el lugar, quien cultivó una gran amistad con el Héroe Nacional cubano José Martí.

Esta fue la primera actividad realizada por la delegación de la isla antillana, en la que participaron los síndicos municipales Raúl Cos y León Rivera; el secretario del Ayuntamiento Daniel Enrique Paz Hernández, además de los regidores Rosario Torres, Sara Villicaña, Anabel Gómez, María de los Ángeles Galindo y Luís Ernesto Equihua.

En el acto usó de la palabra el encargado de la dirección de relaciones públicas de Uruapán Luís Mejía Vera, quien indicó que la amistad que nació entre Manuel Ocaranza y José Martí, sigue dando buenos frutos, lo que se aprecia en la relación que existe entre las poblaciones en las que nacieron ambas personalidades.

Expuso además que una muestra de lo anterior, es que en el Museo de La Habana, están resguardados algunos trabajos del pintor uruapense Manuel Ocaranza, entre ellos dos cuadros que pintó a la hermana del Apóstol, María Salustiana, la que familiarmente era conocida como Ana.

Destacó además que como parte de las actividades de hermanamiento entre los territorios de Uruapán y la ciudad cubana de Matanzas, en fecha reciente las autoridades de éste lugar ordenaron hacer un busto del artista mexicano, que se inauguró por el embajador de Cuba en México, junto a la tumba donde reposan los restos del artista de la plástica Manuel Ocaranza.

Los especialistas cubanos están en Uruapan como parte de un intercambio de conocimientos y experiencias en materia agrícola. A nombre de la delegación cubana, Yolanda Guillén Paneque, directora de desarrollo y colaboración del INIFAT de Cuba, expresó que se sentían orgullosos de estar junto a la tumba de Manuel Ocaranza, quien llegó a ser uno de los más cercanos amigos del prócer cubano José Martí.

Manuel Ocaranza Hinojosa estaba relacionado con la familia Martí Pérez, en México, pues antes de la llegada del joven a México, procedente del exilio en España, había sostenido una relación amorosa con María Salustiana Martí, a la que en casa llamaban cariñosamente Ana.

La amistad entre ambos data de la época en que el joven habanero llegó a México, después de haber sido condenado a trabajos forzados en La Habana, deportado a Isla de Pinos y luego expatriado en España durante varios años. Desde antes, Ocaranza tenía amistad con la familia Martí Pérez pues tuvo relaciones amorosas con Mariana Matilde Salustiana Martí, conocida familiarmente como Ana, quien fue la segunda hermana del prócer cubano, la que falleció en enero de 1875.

Cuando el joven Martí contrajo matrimonio con la camagüeyana Carmen Zayas-Bazán, el 20 de diciembre de 1887 a las seis de la tarde, en la parroquia del Sagrario Metropolitano de México, fueron padrinos de la boda el padre de Carmen, Francisco Zayas-Bazán y su hermana Rosa y como testigos actuaron: Manuel Ocaranza y Manuel Mercado.

La ceremonia civil se efectuó en la casa de este último, quien actuó también como testigo, además de Ocaranza, así como Francisco Zayas-Bazán y Ramón Guzmán, el esposo de Rosa, la hermana de Carmen.

Fuente: www.quadratin.com.mx

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*