Reflexiones en Camagüey de la Sociedad Cultural José Martí

Como volver a las esencias siempre vigoriza nuestras brújulas, la filial de la Sociedad Cultural José Martí en Camagüey, realizó este 19 de octubre las reflexiones en torno a las ideas revolucionarias, que trazaron el camino hasta la Cuba actual.

Este fue el leit motiv del Noveno Taller titulado El pensamiento de Fidel Castro y la Historia me Absolverá”, que además de constituir escenario para las ponencias, propició el intercambio entre profesores, investigadores y estudiantes sobre el desarrollo de sus líneas de estudio.

En nuestro trabajo quisimos sobrepasar las fronteras de la Historia para acercarnos y a la vez acercar esta asignatura a otras materias; así lo hicimos con Español-Literatura y ese concepto que aprendimos con Don Quijote o El reino de este mundo de que la grandeza del hombre se halla en la superación a sus obstáculos. Ese fue el Fidel que descubrimos con el estudio de La Historia me Absolverá”, aseguró Daylén Suárez Guerra, alumna de duodécimo grado del Instituto Preuniversitario Urbano Álvaro Morell.

En otra comisión, se presentaron experiencias pedagógicas de maestros que imparten clases en centros penitenciarios. Muchos expusieron detalles relacionados con sus vivencias en el aula en cuanto a la vinculación del manifiesto histórico de Fidel Castro con la Constitución de la República de Cuba. Las lecturas realizadas en conjunto en ese espacio de aprendizaje instruye también a los estudiantes acerca de sus derechos como reclusos.

Como La presidenta de la filial provincial, de la Sociedad Cultural José Martí en Camagüey, Maricela Valido Portela, expresó que la jornada de homenaje se celebra en ocasión de cumplirse este 19 de octubre el aniversario 62 del alegato de autodefensa del joven letrado Fidel Castro, por su participación en el juicio por el asalto a los cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes, pues también su pensamiento económico, ético, político, filosófico, educativo y martiano es de necesaria revisión y análisis.

Fuente: www.pprincipe.cult.cu

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*