[Nueva York] enero 27 [de 1886]

[Nueva York] enero 27 [de 1886]

Mi Sr. Don Néstor:

El Sun del domingo cumplió su ofrecimiento: aquí le va lo que dijo, que es mucho menos por cierto de lo que el caso merece. Lo que soy yo he de poner por encima de mi cabeza en toda ocasión a su Diccionario, porque no hay pregunta difícil que no me responda. Este Diccionario, Néstor, es una obra de caridad.

No olvide decirle mis cariños hasta a las piedras que pise. Le he de agradecer que salude en mi nombre al Sr. don Antonio, en quien pensaba ayer especialmente, leyendo el sabrosísimo prólogo de una Gramática de la lengua kíggara que acaba de mandarme el padre Celedón, a quien él de seguro conoce. No olvide traerme Cuba primitiva en su refuerzo de libros.

Si Cheíto se acuerda aún de mí, dígale que lo quiero siempre muy bien. Bese la mano de su hija María, y tráigame de mi tierra un poco de luz para esta alma triste.

Queda queriéndole y sirviéndole

Su amigo

J. Martí

Los comentarios están cerrados.