Hasta siempre Vittorio
Por: Yusuam Palacios

El gremio jurídico y las instituciones martianas pierden físicamente a un jurista bueno, y así lo califico por su vocación de servicio y su apego al ideal de José Martí. Un jurista martiano que hurgó en las esencias del pensamiento del Maestro y comprendió su altura ética y lo que significaba para él la justicia. Por encargo del Dr. Armando Hart Dávalos profundizó en la cosmovisión martiana y su mirada jurídica; concluyendo un ensayo, como pocos, dedicado a Martí Jurista. Es el título del libro que debatimos en no pocas ocasiones cuando, desde el Movimiento Juvenil Martiano, trabajamos con Vittorio en la divulgación de este importante tema para los juristas y en especial, así lo quería él, para los jóvenes estudiantes y profesionales del Derecho. Así, hubo sesiones en la Facultad de Derecho de la Universidad de La Habana, con integrantes del Movimiento, en la Escuela de Cuadros de la UJC entre otras acciones que, con el entusiasmo y la fuerza de Vittorio, pudimos realizar.
Miembro del Consejo Mundial del Proyecto José Martí de Solidaridad Internacional de la UNESCO y destacado colaborador de la Oficina del Programa Martiano y el Centro de Estudios Martianos; Vittorio di Cagno mostró siempre su amor a Cuba, su solidaridad con el pueblo cubano y fue un defensor de la ética, la justicia y la dignidad humana. Sus labores en el Notariado Latino donde ocupó varias responsabilidades hasta Presidente de Honor de la Comisión Internacional de la Unión del Notariado Latino, sus obras, su participación en encuentros y su voz singular; destacan a un hombre con mucha sensibilidad, de ahí su cultura.
Era su obsesión promover y hacer extensivo el estudio de Martí Jurista. A él debemos un cuidadoso acercamiento. Su travesía desde Italia a La Habana para su encuentro con Martí es meritoria. Hace parte especial Vittorio de las históricas relaciones entre cubanos e italianos. Para el Movimiento Juvenil Martiano constituye una muy dolorosa pérdida. Vittorio di Cagno contagió por su insistencia y perseverancia, por su andar peculiar tras el paso de los años, por su temperamento que llegaba incluso a ser divertido, por su amistad.
Afecto entrañable para usted jurista martiano, el abrazo de siempre

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*