Concluyó el Tercer Encuentro de Bibliotecas Especializadas
Por: Matilde Salas Servando

Luego de tres días de trabajo en sesiones plenarias y comisiones de trabajo, concluyó en el Centro de Estudios Martianos en la capital cubana, el Tercer Encuentro Internacional de Bibliotecas Especializadas, que sesionó del 18 al 20 de noviembre, con la participación de delegados de Argentina, Cuba, Chile y Venezuela, quienes asistieron a los debates de 69 ponencias, tres conferencias y la observación de paneles sobre variados temas.

Los bibliotecarios de todo el país y los visitantes que participaron en el evento, brindaron diversas experiencias, que en todos los casos reflejaban la labor realizada durante largos años de trabajo con un objetivo fundamental: mejorar la labor educacional de nuestra población y de especialistas en esa rama del saber.  

Las palabras de clausura del encuentro estuvieron a cargo de la doctora Ana Sánchez Collazo, directora del CEM, quien destacó la necesidad de trabajar más en la divulgación de los diversos espacios de colaboración, además de buscar el modo de superarse cada día.

La directiva del Centro de Estudios Martianos enfatizó en la necesidad de ir a la creación de bases de datos con una información de calidad y seguir trabajando por una mayor colaboración entre los bibliotecarios e informáticos, con gran cuidado en el tema de la propiedad intelectual e insistió además en la necesidad de ser creativos y lograr que se generen estrategias de calidad, para una mejor comunicación.

Significó la doctora Sánchez Collazo que a pesar del desarrollo de las nuevas tecnologías y el paso del tiempo, las bibliotecas continuarán siendo muy necesarias en los diferentes campos del saber, por lo que se hace cada vez más necesario mejorar esas instituciones, para el disfrute de quienes estudian e investigan.

En la jornada de clausura se rindió homenaje a dos destacadas especialistas en el campo de la bibliotecología: las doctoras María Elena Dorta Duque y María Caridad Cuza Téllez de Girón, las que se han desempeñado por más de medio siglo en ese sector, quienes recibieron sendos diplomas y flores, como reconocimiento a su labor cultural.

El profesor de la Universidad de La Habana Pedro Urra, se refirió a la destacada labor de María Elena Dorta Duque y señaló que se sentía muy orgulloso de esa designación que le habían hecho para hablar de ella en este homenaje, que consideraba como una fiesta del buen vivir, pues está bien claro que no se busca el reconocimiento de la profesión, sino el hecho de servir es lo que nos permite ser más útil, del modo más sencillo y sistemático.

Luego se relacionó las múltiples distinciones que le han sido otorgadas a lo largo de su vida como cubana y profesional, a esta especialista que sigue considerando como su profesora, pues con ella siempre se aprende y su labor permite, en el caso de las nuevas generaciones, que estas visualicen el verdadero sentido de la vida.

Por último la calificó como una mujer práctica, sensible, trabajadora, profesional, persistente, innovadora, directa y leal, cualidades que ha mantenido durante toda su vida.

También la doctora Blanca Patayo, directora del Centro de Documentación de la UNESCO en Cuba, usó de la palabra para referirse a su colega María Caridad Cuza Téllez de Girón y su amplia trayectoria revolucionaria y profesional, campo en el que ha desempeñado una labor muy destacada con diversas responsabilidades en varias instituciones, donde su profesión en el sector de la información científico-técnica ha sido de altos kilates.

La homenajeada, familiarmente llamada Nenita, por sus colegas, dijo sentirse muy emocionada por este amoroso reconocimiento, pues desde que inició su labor a inicios de la década de los años 60, en el ministerio de Hacienda hasta la fecha se ha mantenido siempre en diferentes frentes de labor dentro de la Bibliotecología y la información científico-técnica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*