El socialismo del siglo XXI

Por: Armando Hart Dávalos

Desde el balcón del Palacio de Miraflores, celebrando la contundente victoria electoral, Hugo Chávez Frías proclamó que los que habían votado por él lo habían hecho por el socialismo. También Chávez ha señalado la necesidad de avanzar hacia el socialismo del siglo XXI, un socialismo autóctono fundado en las realidades de nuestro tiempo y de nuestros pueblos. Va quedando atrás, para siempre, el “socialismo” del siglo XX europeo, aquel vencido “socialismo real” que no lo fue porque, precisamente, no fue socialismo. Recojamos las enseñanzas que de ello se derivan.

Nos acogemos a la antigua institución jurídica del derecho romano de que las herencias podían recibirse a beneficio de inventario para no cargar con las deudas. Nosotros asumimos, de la herencia recibida, las ideas de Mella, Mariátegui, Gramsci, el Che, Fidel y Chávez, que tienen como fundamentos las ideas latinoamericanas y caribeñas que representan Bolívar, San Martín, Sucre, Juárez, Alfaro, Martí y los grandes pensadores socialistas del siglo XX porque lo que ha triunfado es, precisamente, la expresión latinoamericana a favor de la unidad y de desempeñar un papel en el mundo bien diferente al de las últimas décadas. También, desde luego, contamos con la riqueza del pensamiento de Marx, Engels y Lenin y sus ideas sobre lo que debía ser el socialismo. De esto también merece la pena hablar en este artículo. Veamos lo que señaló Federico Engels al respecto:

Para nosotros, el comunismo no es un estado que debe implantarse, un ideal que ha de sujetarse a la realidad. Nosotros llamamos comunismo al movimiento real que anula y supera el estado de cosas actual. Las condiciones de este movimiento se desprenden de la premisa actualmente existente. (1)

Fue también Engels quien señaló que el marxismo es un método de investigación y de estudio, y Lenin, por su parte, afirmó que el marxismo es una guía para la acción.

Con éste método y ésta guía debemos profundizar en un problema filosófico clave: la búsqueda de la relación entre lo que se llamó objetivo y lo que se denominó subjetivo. Lamentablemente, muchos en el siglo XX olvidaron que el hombre es también materia.

¡Adelante Hugo Chávez con el socialismo del siglo XXI! Ahora corresponde a los estudiosos e investigadores de estos temas examinar, a la luz de los grandes forjadores las ideas socialistas, los puntos clave de este pensamiento, por ello, a manera de conclusión, les presento tres definiciones, una de Carlos Marx:

“En la fase superior de la sociedad comunista, cuando haya desaparecido la subordinación esclavizadora, de los individuos a la división del trabajo, y con ella, la oposición entre el trabajo intelectual y el trabajo manual; cuando el trabajo no sea solamente un medio de vida, sino la primera necesidad vital; cuando, con el desarrollo de los individuos en todos sus aspectos, crezcan a chorro lleno los manantiales de la riqueza colectiva, solo entonces podrá rebasarse totalmente el estrecho horizonte del derecho burgués, y la sociedad podrá escribir en su bandera. ¡De cada cual, según su capacidad; a cada cual, según sus necesidades!” (2)

Y estas otras nada menos que de Don Benito Juárez:

“A cada cual, según su capacidad y a cada capacidad según sus obras y su educación. Así no habrá clases privilegiadas ni preferencias injustas.” (…) (3)
“Socialismo es la tendencia natural a mejorar la condición o el libre desarrollo de las facultades físicas y morales.” (4)

En la fuente del movimiento liberal latinoamericano y del genuino ideal socialista de Marx, Engels y Lenin están las claves de los caminos a recorrer por el socialismo del siglo XXI. Enhorabuena que ya haya desaparecido aquel “socialismo” equivocado, mediocre y ajeno a las esencias de la mejor cultura universal.

(1) Ob. cit. T. 1, p. 35.
(2) Marx, Carlos. Engels, Federico. “Crítica del Programa de Gotha”, Obras escogidas en tres tomos. Editorial Progreso, Moscú, 1974. T. 3, p. 15.
(3) Benito Juárez, documentos, discursos y correspondencia. Obra en 15 tomos, compilada por Jorge L. Tamayo, editada por Presidencia de la República Mexicana entre 1972 y 1975.
(4) Ibídem.

Los comentarios están cerrados.



Universo de Martí
Visitantes de hoy (613)
  • contry flag (4)
  • contry flag (1)
  • contry flag (1)
  • contry flag (1)
  • contry flag (12)
  • contry flag (2)
  • contry flag (2)
  • contry flag (93)
  • contry flag (4)
  • contry flag (1)
  • contry flag (23)
  • contry flag (1)
  • contry flag (6)
  • contry flag (2)
  • contry flag (1)
  • contry flag (1)
  • contry flag (3)
  • contry flag (9)
  • contry flag (1)
  • contry flag (1)
  • contry flag (17)
  • contry flag (1)
  • contry flag (11)
  • contry flag (2)
  • contry flag (1)
  • contry flag (4)
  • contry flag (3)
  • contry flag (1)
  • contry flag (11)
  • contry flag (3)
  • contry flag (1)
  • contry flag (1)
  • contry flag (1)
  • contry flag (4)
  • contry flag (3)
  • contry flag (6)
  • contry flag (1)
  • contry flag (3)
  • contry flag (1)
  • contry flag (6)
  • contry flag (4)
  • contry flag (1)
  • contry flag (2)
  • contry flag (11)
  • contry flag (1)
  • contry flag (8)
  • contry flag (1)
  • contry flag (3)
  • contry flag (2)
  • contry flag (1)
  • contry flag (46)
  • contry flag (265)
  • contry flag (3)
  • contry flag (14)
  • contry flag (1)
Contáctenos