Un instante martiano en los antecedentes de la sociedad de resistencia de los torcedores habaneros y su palacio.
Por: Dra. Marta Cruz Valdés

Marta_CruzPara quienes no me conocen, yo trabajo en la Edición Crítica de las obras completas de José Martí, en el Centro de Estudios Martianos.

Aparte de mis publicaciones en años transcurridos, conjuntamente con el Dr. MartÍn Duarte Hurtado, he trabajado sobre el tema general de esta mesa redonda.

Al aproximarme a la presentación que les comunicaré en las líneas que siguen, vienen espontáneamente a mi mente los estudios de contexto, que evidencian los desgarramientos sociales de la época en que Martí preparaba su guerra necesaria. Es eso lo que hago en el desempeño de mis labores cotidianas.

La primera impresión experimentada desde el inicio de la lectura para esta tarea de hoy es que existen períodos de nuestra historiografía en los que no se perciben claramente los vínculos contextuales entre el desarrollo organizativo de los círculos obreros cubanos del siglo XIX y la guerra que, desde New York, se organizaba, bajo la dirección de José Martí. Eso me parece contrario a la razón en aquellos momentos cruciales para el futuro de Cuba. Ya en 1892, cuando Martí creaba el Partido Revolucionario Cubano, el movimiento obrero cubano reconocía que la clase trabajadora no se emanciparía hasta tanto no abrazara las ideas del socialismo revolucionario.

 

Versión completa: click aquí