Bibliografías de carácter personal: orientadoras y promotoras de la crítica literaria
Por: Dra. Araceli García Carranza

Aracelis_CarransaLa Biblioteca Nacional de Cuba que atesora el patrimonio cultural de nuestro país realiza entre otras tareas, la adquisición y organización de colecciones de figuras relevantes de la cultura cubana, apreciables puntos de partidas para estudios críticos y literarios y para la indagación histórica y cultural.

En especial quiero referirme a colecciones de carácter personal depositadas en la BN. Sin olvidar aquella obra primera promovida por la adquisición de una colección, verdadero detonante en nuestro ámbito bibliotecario, la monumental Bibliografía de la Guerra de los Diez Años compilada por al Dra. Aleida Plasencia, y la Dra. Blanca Patallo, con los fondos del patricio Néstor Ponce de León, en este caso la Colección Ponce de León promovió este trabajo pionero que se publicó en 1968, año del centenario de esta Guerra. A partir de entonces, este repertorio ha sido imprescindible para el estudio de este hecho histórico.

Lo mismo ha pasado con grandes figuras de nuestra literatura. Sus repertorios bibliográficos han sido piedras angulares, orientadoras y promotoras de estudios críticos relevantes.

No es posible referirles todas las bibliografías de personalidades logradas en estas últimas décadas en la BN, pero si me referiré a cuatro de ellas que resultan obras facilitadoras y orientadoras para relevantes estudios críticos y literarios: las bibliografías de Alejo Carpentier, José Lezama Lima, Lisandro Otero y Roberto Fernández Retamar.

Versión completa: click aquí