Arbitrariedades que tiene la vida
Por: Emilio Comas Paret

emilio-comasResulta por lo menos interesante analizar como, desde maestros hasta escolares, han convertido el poema X del libro Versos Sencillos de José Martí, conocido en sus medios como “La bailarina española”, aunque realmente la obra no tiene título; en un tema propio para los niños, al punto que hoy se declama y se seguirá declamando por los siglos de los siglos en aulas, matutinos y funciones teatrales para alumnos y padres.

En las palabras de introducción del libro, publicado en New York en 1891 y dedicado de puño y letra a Manuel Gutiérrez Nájera, “marfil en el verso, en la prosa seda, en el alma oro”; el poeta, refiriéndose a sus poemas dice: “… o de amor doloroso a la hermosura, como riachuelo de oro natural, que va entre arena y aguas turbias y raíces, o como hierro caldeado, que silba y chispea, o como surtidores candentes”. Y luego apunta, como al descuido: “¿Y tanto pecado mío extendido, y tanta prueba ingenua y rebelde de literatura?”

En fin, me puse a buscar algunos criterios de otros estudiosos sobre el tema, y particularmente sobre el poema X de Versos sencillos, o “La bailarina española” y encontré opiniones como las siguientes:

“Poema de la colección Versos sencillos que refleja frescura, pero con hondo y complejo lenguaje recreando artísticamente, las verdades del pensamiento y el ideario martiano. Certera visión humana de sentimientos y postulados filosóficos y políticos”.

Versión completa: click aquí