Un Abrazo de Amor y Solidaridad
Por: Matilde Salas Servando Foto: Luis Morera

El Centro de Estudios Martianos, en la capital cubana, fue sede el primer jueves de agosto del fraternal encuentro de René González, uno de los Cinco Héroes, con estudiantes de diversas carreras de la universidad estadounidense de Minnesota, quienes asisten a un curso de verano sobre Historia y Cultura Cubana, en la institución cultural habanera.

Mirta Rodríguez inició el conversatorio y agradeció el interés y solidaridad de estos jóvenes por saber más y más acerca de la vida y actividades de los antiterroristas cubanos; destacó que tal como están de regreso en la Patria René González y Fernando González, es hora ya de que vuelvan al seno de la Patria Antonio Guerrero, Ramón Labañino y Gerardo Hernández.

La madre de Antonio Guerrero, otro de Los Cinco, como se les conoce en diversas latitudes, significó además que desde que fueron hechos prisioneros han transcurrido dieciséis largos años, en los que fundamentalmente la solidaridad internacional, les ha dado fuerzas para seguir adelante, pero ya es el momento de que cada uno de ellos sea liberado.

En otra parte del encuentro dijo, que agradece mucho la posibilidad de poder conversar con grupos de mujeres, religiosos, hombres, estudiantes, en fin, personas de diferentes capas de la sociedad en diferentes países a los que les pide siempre que a su regreso le cuenten a sus familiares y amigos todo lo que han conocido sobre el largo juicio que se le siguió a Los Cinco en los Estados Unidos, que duró siete meses, de ahí que convirtió en el más largo de los celebrados en ese país.

René González, el primero de los antiterroristas liberados, después de cumplir íntegramente su condena, se refirió a lo duro del encierro, lejos del hogar, la familia y especialmente los hijos, con los que no hay posibilidad de intercambiar y conocerlos más de cerca, orientarlos, estudiar con ellos, ir de paseo, conocer cómo piensan y lo que desean, temas que considera de importancia primordial.

Los estudiantes estadounidenses tuvieron oportunidad de preguntarle al Héroe cubano acerca de la acogida que le ha dado el pueblo cubano a el y Fernando González, el segundo de los luchadores antiterroristas que ha sido liberado, a lo que René respondió que los hombres y mujeres del pueblo que los ven por las calles, los respetan y quieren, les desean que muy pronto puedan estar todos en la patria, incorporados a nuestro proyecto social, disfrutando de la compañía familiar y de los amigos.

También Olga Salanueva, esposa de René González, intercambió ideas con los estudiantes estadounidenses y se refirió a la paciente labor que han realizado las madres, esposas, hijas y hermanas, de los luchadores cubanos para tenerlos de vuelta en casa en el menor tiempo posible.

Por último se sumó al agradecimiento de René y sus cuatro compañeros: Fernando, Ramón, Antonio y Gerardo, por la solidaridad recibida y dijo que ninguno pierde la esperanza de poderse reunir en Cuba, para darse un gran abrazo de amor y solidaridad.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*