Renovar la Sociedad Cultural José Martí
Por: Gladys González

Con la voluntad de consolidarse en su misión de defender “el derecho a la palabra, la crítica, la participación y el debate franco y constructivo dentro y con la Revolución”, se reunió en el Salón Bolívar del Centro de Estudios Martianos, la junta directiva nacional de la Sociedad Cultural José Martí,  para debatir acerca de los retos que imponen las actuales circunstancias; así como desarrollar acciones propias de la vida interna de la organización.

“La Sociedad tiene que ser, confirmó el Dr. Eduardo Torres Cuevas, Presidente de la SCJM, lo que soñaron sus fundadores (Armando Hart Dávalos, Cintio Vitier Bolaños, Eusebio Leal Spengler, Abel Prieto Jiménez, Roberto Fernández Retamar, Carlos Martí Brenes y Enrique Ubieta Gómez). Hay que rescatar su proyección y llevarla a nuestros días. Hacer énfasis en su liderazgo para el trabajo político-ideológico, cultural y científico en todas las estructuras de base que deben ser activadas”.

En este sentido se discutió en la cita acerca de la necesidad de renovar los presupuestos fundacionales de la Sociedad y aquellas alianzas estratégicas con las diversas organizaciones políticas y de masas del país, ministerios y asociaciones. Asimismo, puntualizó Niurka Duménigo, Vicepresidenta del SCJM, “nuestras sedes deben ser centros culturales de referencia donde las propuestas sean rigurosas desde el punto de vista histórico, estético y científico”.

De igual manera, se consensuaron asuntos sustanciales para el otorgamiento de importantes distinciones que entrega la Sociedad Cultural José Martí, como el premio a la Utilidad de la Virtud, el Honrar Honra, el reconocimiento Periódico Patria.

La ocasión fue propicia también para la presentación del más reciente número de la revista Honda, dedicado en esta oportunidad al Dr. Armando Hart y sus vínculos con el desarrollo del pensamiento y la política cultural de la Isla. La publicación se desataca además por la inclusión de textos claves para comprender asuntos históricos y artísticos como “Notas sobre el antirracismo en la estrategia de la Guerra Necesaria” de Ibrahim Hidalgo, “Visita a Tranås, la ciudad natal de Herrman Norrman” de Carlos Bretón y “Réquiem” de Eloisa Carreras.

Luego de intensos debates, los miembros de la Junta Nacional de la  Sociedad Cultural José Martí coincidieron en que hoy, más que nunca, es necesario lograr que esta organización esté presente en la toma de decisiones y búsqueda de soluciones a los problemas en cada localidad. Como concluyó Niurka Duménigo, estamos en condiciones de “comprometer y movilizar a partir de la promoción de la vida y obra martiana”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*