Otorgan Distinción Pensar es Servir al doctor Rodolfo Sarracino *
Por: Matilde Salas Servando Foto: Ariel Armas Ramos

Durante un emotivo acto celebrado en la sede del Centro de Estudios Martianos, se efectuó la entrega de la distinción “Pensar es Servir”, al Doctor en Ciencias Históricas Rodolfo Sarracino Magriñat, investigador de la mencionada institución cultural, quien ha dedicado una gran parte de su trayectoria vital al estudio de nuestra Historia.

El Académico Pedro Pablo Rodríguez tuvo a su cargo las palabras de elogio del homenajeado, en las que destacó que desde muy joven éste se dedicó al estudio de la Historia en las aulas universitarias, mientras se desempeñaba como diplomático, “desde la fundación del servicio exterior revolucionario, donde, en virtud de los ascensos alcanzados paso a paso por sus resultados, obtuvo y desempeñó con merecido reconocimiento la categoría de embajador que ostenta con orgullo”.

Añadió el director de la Edición Crítica de las Obras Completas de José Martí que Sarracino Magriñat “publicó tres libros propios más uno en coautoría, recibidos con agrado por el gremio de los historiadores, donde se le ha reconocido como académico concurrente de la Academia de la Historia de Cuba”.

Esas obras son: “El grupo Rockefeller actúa”, preparado por la editorial Ciencias Sociales; “La Guerra Chiquita: una experiencia necesaria, en coautoría con el historiador Francisco Pérez Guzmán; “Los que volvieron a África” ; “Inglaterra sus dos caras en la lucha por la abolición”.

Corresponden también a su intelecto las obras tituladas: “José Martí y el caso Cutting” y “José Martí en el Club Crepúsculo de Nueva York, en busca de nuevos equilibrios, ésta última preparada en coedición con el sello editorial de la Universidad Mexicana de Guadalajara y el Centro de Estudios Martianos.

El doctor Rodolfo Sarracino agradeció las palabras de elogio pronunciadas por su colega Pedro Pablo Rodríguez, cuando señaló que “más allá de las responsabilidades desempeñadas en el Ministerio de Relaciones Exteriores, las actuales, en el Centro de Estudios Martianos son labores más cercanas a mis inquietudes investigativas. Estas se han ido convirtiendo en pasión de lo que Martí llamó el “regocijo” de hallar verdades: una tarea intensa, desarrollada con varios compañeras y compañeros, bajo la pericia profesional del Dr. Pedro Pablo Rodríguez”.

Añadió el homenajeado que “responsables de materializar esta obra emblemática de nuestra cultura, pienso debe recibir todo el respaldo del estado cubano. Por mi parte, soy afortunado de haber dedicado todo este tiempo a la edición crítica, permitiéndome profundizar en la existencia de un hombre que fue la máxima expresión de la condición humana, cuyo ejemplo ayuda a cumplir los deberes que legara en sus escritos”.

En el acto participaron la doctora Ana Sánchez Collazo, directora del Centro de Estudios Martianos, quien entregó al doctor Rodolfo Sarracino, una rosa blanca, símbolo de la institución, que se entrega a estudiosos de la obra martiana y personalidades destacadas de nuestra cultura.

 

  • El texto completo de las palabras de elogio del Dr. Pedro Pablo Rodríguez y el agradecimiento del Dr. Rodolfo Sarracino se pueden ver en la sección Elogios, de nuestro portal José Martí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*