Las ideas de José Martí toman relieve en la gran pantalla

«El que es estúpido no es bueno, y el que es bueno no es estúpido. […] Todos los pícaros son tontos. Los buenos son los que ganan a la larga», esa es la moraleja con la que termina el cuento «Meñique», del poeta cubano José Martí.
El escritor versionó la historia Pulgarcito, del francés De Laboulaye, para mostrar a los niños que el tesón del débil vale más que la fuerza del poderoso. En colaboración con la empresa gallega Ficción Producciones, el Instituto Cubano de Arte e Industria Cinematográficos (ICAIC) ha llevado la enseñanza de Martí a la gran pantalla en su
primer largometraje de animación en 3D, «Meñique y el espejo mágico», que se estrenó en más de 60 salas cinematográficas de España. Ernesto Padrón, director y guionista del filme, quien ya había llevado al cine otras obras de Martí, tenía una espinita clavada: lo había
hecho en forma de cortometrajes y le faltaba su cuento preferido: Meñique. El largometraje, de 78 minutos de duración, introduce nuevos personajes y algunos guiños a la cultura cubana, como figuras de la mitología yoruba o la sustitución de la manzana envenenada por el mamey, una deliciosa fruta tropical.
«Aunque la película está destinada a niños de hasta nueve años, en realidad, es para toda la familia. Hay referencias literarias que solo van a captar los adultos, como la aparición del Quijote», afirmó el productor español Julio Casal. La cultura cubana baña, sin embargo, cada toma de la cinta. Al empezar, los espectadores aterrizan en una recreación del pinareño valle de Viñales. Los dibujos, corrieron a cuenta de un grupo de artistas de la isla, entre ellos el fallecido Tulio Raggi, pionero ilustrador de la industria cubana.
La mayor sorpresa se esconde en las notas musicales: la banda sonora está compuesta por canciones inéditas de Silvio Rodríguez, interpretadas por los artistas españoles Roko, Xuso Jones, Monti Castiñeiras y Antonio Mourelos. «Cantar a Silvio ha sido como volver a
los años en los que me empecé a enamorar de la música», asegura Roko, quien pone voz a las canciones de la princesa Denise.
Con los dibujos, la música y las ideas claras, lo que le faltaba al grupo del ICAIC era equipo técnico y financiación. Ahí fue donde entró la empresa gallega Ficción Producciones. «Cuando descubrimos el proyecto en el Festival Internacional de La Habana, estaba atascado», recordó Julio Casal y añadió: «Es la primera vez que hacemos un trabajo a distancia, con especialistas de otro país. Fue bien complejo».
El director tenía claro que la enseñanza de Martí de que el trabajo duro y la curiosidad vencen a la fuerza no se podía diluir en el film. Para sustituir la intensidad de las palabras del poeta cubano, el guionista añadió un tono más dramático a su obra. Para empezar,
complica un poco más la vida a Meñique, quien deberá ganarse los objetos mágicos con el sudor de su frente en lugar de encontrarlos, como en la historia original.
«Hija de rey o campesino, la mujer debe casarse con quien sea de su gusto», reivindicaba ya la princesa de Martí, allá en el siglo Diecinueve. Para mantener el fuerte carácter del personaje, Padrón lo ha convertido en la versión femenina de Robin Hood, que roba a su
padre, el rey, para dárselo a los pobres.
Con una inversión de algo más de cuatro millones de dólares –cantidad muy inferior a la que suelen tener los proyectos de animación europeos– y la participación de Televisión Española, Galicia Televisión, AGADIC e Ibermedia, la película se estrenó simultáneamente
en todas las salas de Cuba el 20 de julio de 2014. Desde esa fecha hasta agosto, el film batió el récord de audiencia en la isla con 250.000 espectadores.
Las palabras de José Martí se pueden escuchar ya en siete idiomas –incluidas las versiones en gallego y euskera, la original cubana y otra española– en 20 países diferentes, entre ellos, Arabia Saudí y Estados Unidos.
En Venezuela la película se estrenará en más de 60 cines a mediados de junio. Ficción Producciones está pactando «territorio a territorio» la distribución en el resto de países latinoamericanos. «Pensamos que así tendremos mayor difusión», explica Casal.
Argentina, Colombia, Brasil y México, con los que el productor está negociando, tendrán que esperar un poco más para poder disfrutar de los históricos personajes de Martí en relieve.

Fuente: http://elpais.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*