La Colmenita y Tin Cremata, en Remanganaguas sin importar el polvo del camino

Con la sencillez, la modestia y el apego a la historia, que caracteriza a los agradecidos, llegó una representación de niños y niñas de la Compañía Infantil la Colmenita, dirigidos por Carlos Alberto Cremata (Tin), hasta el Cementerio Remanganaguas de Contramaestre.
Los esperaban pioneros del lugar con flores en sus manos como obsequio, para que se las colocaran en tributo a José Martí, el más universal de los cubanos. Al bajar del ómnibus, los jóvenes artistas los tomaron por el brazo y los hicieron parte de su tropa.
Ante el monumento nacional, engalanado con una ofrenda floral a título del pueblo de Contramaestre, este sitio solemne dejó de ser silencioso para convertirse en un espacio donde vibraran las sentidas narraciones de Arnoldo Fernández Verdecia, presidente de la Sociedad Cultural José Martí en el territorio, quien relató a los pequeños y adultos, que por vez primera visitan este camposanto, la trascendencia del hecho histórico que se atesora allí.
La peña Cañón Don Pepe, proyecto de la Sociedad Cultural, ofreció una actividad de bienvenida, donde la música del terruño encabezada por el Cuarteto Guaicán, se fusionó con las destrezas de los niños de la Colmenita y en ella, rindieron tributo a Martí y a Fidel.
Tras conocer que el corazón del Apóstol José Martí quedó en el cementerio Remanganaguas, Tin y sus discípulos, no quisieron marcharse sin pegar el oído al suelo sagrado y escuchar su palpitar.
Durante el recorrido por el cementerio, el más hiperactivo de los niños, el de las ideas creadoras, amante de la historia de la patria y fundador del proyecto la Colmenita, el Tin del equipo, consciente del momento en el que trae a sus niños al lugar donde por vez primera descansó el cuerpo inerte del Héroe Nacional, expresó el significado de estar allí.
Sin importar el polvo del camino, Carlos Alberto Cremata se acercó a la historia para tocarla con las manos y la Sociedad Cultural José Martí de Contramaestre, se empeñó en brindarles el conocimiento certero de cuánto resguarda este pedacito de Cuba.

Fuente: http://www.radiogritodebaire.icrt.cu

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*