La alfabetización, “el acontecimiento cultural más importante de la Revolución”
Por: Charo Guerra

“Los resultados relevantes del país en todas las ramas del saber no habrían sido posibles sin la magna obra que fue la campaña de alfabetización, el acontecimiento cultural más importante de la historia de la Revolución Cubana”, expresó Marlene Vázquez Pérez, directora del Centro de Estudios Martianos, en el acto de celebración del aniversario 60 de la gesta, efectuado este martes 21 de diciembre en esta institución.

Al propio tiempo, el encuentro constituyó un merecido homenaje al doctor Armando Hart Dávalos (junio 13 de 1930-noviembre 26 de 2017), destacado intelectual y estudioso de la obra de José Martí, reconocido por su labor al frente de los ministerios de Educación y de Cultura, y (desde 1997 hasta su muerte) director de la Oficina del Programa Martiano (OPM) y presidente de la Sociedad Cultural “José Martí” (SCJM).

En sus intervenciones, Marlene Vázquez Pérez y Felipe Pérez Cruz, profesor titular de la Universidad de Ciencias Pedagógicas “Enrique José Varona” y miembro de la Unión Nacional de Historiadores de Cuba, destacaron la decisiva participación de Hart como artífice de la campaña de alfabetización y de todos los proyectos del gobierno revolucionario en relación con la educación del pueblo. Y recordaron que la alfabetización fue una de las propuestas humanistas concebidas por el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz en su Programa del Moncada vinculadas al ideario de José Martí.

La campaña de alfabetización, dijo Pérez Cruz, coronó “el triunfo de la sensibilidad del socialismo” y, al referirse a su alcance, mencionó cifras de más de cuatro millones de cubanos vinculados de un modo u otro a ese evento que propició el nacimiento de una “sociedad educadora cubana donde, de cada once cubanos, uno es graduado universitario”.

La jornada comenzó con la proyección del valioso filme Maestra, de Catherine Murphy (narrado en inglés por la actriz Alice Walker) en el que se documenta el hecho histórico a partir de testimonios de alumnos, familias campesinas y, en especial, de nueve alfabetizadoras protagonistas, la mayoría reconocidas hoy como personalidades de la cultura quienes, durante sus años de adolescencia y primera juventud, se entregaron a aquella misión cuya ambiciosa estrategia, como expresa Fidel en el filme, consistió en enseñar a leer y a escribir –en el plazo de un año– hasta el último analfabeto de las ciudades, los pueblos y las más intrincadas zonas rurales.

El CEM reconoció también a trabajadores de la Oficina del Programa Martiano que participaron activamente en esa tarea histórica: Dra. Eloísa Carreras Varona, directora del Proyecto Crónica, viuda de Hart; Graciela Rodríguez (Chela), que fuera jefa de despacho de Hart; el historiador Eduardo Torres Cuevas, director de la OPM y presidente de la SCJM; Héctor Hernández Pardo, subdirector general de la OPM; Pedro Pablo Rodríguez López, jefe del grupo de Edición Crítica en el CEM, Diosmira Vega Reynoso, Francelina Orozco, Miguel Leyva Arcos, Patria J. Cok Márquez y Martha E. Cruz Valdés.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*