Homenaje de respeto y admiración a la doctora Ana Cairo Ballester

Homenaje de respeto y admiración a la memoria de la inolvidable profesora universitaria doctora Ana Cairo Ballester tributó un grupo de académicos integrantes del panel de exposiciones temáticas Aniversario 125 del inicio de la Guerra de Independencia en Cuba en la sede del Centro de Estudios Martianos (CEM), dentro del marco de la XXIX Feria Internacional del Libro de La Habana.

Los doctores Marlene Vázquez Pérez, directora del CEM; María Elena Capó Ortega, Ricardo Hernández Otero, y la joven licenciada Mariana Pérez Ruiz, resaltaron la labor honesta y digna que, durante años, caracterizó a la recordada Profesora.

En su intervención, la Directora del CEM dedicó palabras sentidas a Cairo Ballester –fallecida en abril de 2019–, su incalculable aporte a la Cultura nacional, a la Historia de Cuba, “de la cual fue una apasionada, y a quien le estamos agradecidos como pilar de la Cultura nacional, como patriota convencida que no se dejaba tentar a la consigna vacía, y para quien Cuba era una cuestión de sentimiento y de esfuerzo y heroísmo cotidiano (…) Todavía hoy pueden existir saberes enciclopédicos cuando ello se basa en el trabajo, en la consagración, en el espíritu inquisitivo y en la vocación de servicio al prójimo. Cada una de sus clases era una obra única de investigación que, de haberse concretado en letra impresa, hubiera dejado muchos más volúmenes”.

Muy sentidas a su memoria resultaron también las palabras de la doctora María Elena Capó Ortega, profesora de la Universidad Agraria de La Habana, destacó en la homenajeada que “vivió tal como murió sin privilegios ni prebendas, humildemente (…) La doctora Cairo tenía mucho aún que aportar a nuestra Cultura, desde los múltiples ámbitos donde desplegó su incansable y rigurosa labor de investigación y difusión de la Cultura nacional. Reconocida dentro y fuera de la Isla, fue una de las más agudas analistas de las letras, la historia y la sociedad insulares, la que hizo de su labor como profesora universitaria un verdadero sacerdocio; una labor ecuménica y nunca sectaria”.

El investigador de la Literatura cubana Ricardo Hernández Otero, de la Editorial Nuevo Milenio, colega y amigo de Cairo Ballester, expresó que “si el único acervo cultural y aporte pedagógico a la Cultura nacional, por la Profesora e Investigadora fueran tan sólo sus ocho volúmenes de letras, cultura en Cuba, publicados por la Editorial Pueblo y Educación, ya tendría asegurado un sitial emanado dentro de la Historia de la Cultura nacional. Pero sus aportes fueron mayores, a partir de sus aportes y producción dentro y fuera del  país recogidos referencialmente en Fichas para una Bibliografía de Ana Cairo Ballester, y que hasta la fecha concentran 200 fichas entre libros propios, compilaciones, trabajos en revistas especializadas, prólogos…etc.

El investigador y editor Hernández Otero, dijo que se preparan dos volúmenes contentivos de la obra de la también Premio Nacional de Ciencias Sociales y Humanísticas, de los cuales es compilador.

Uno de ellos, recoge los trabajos literarios de Ana Cairo aparecidos en revistas, periódicos…en publicaciones periódicas en general que titulé Letras. Cultura en Cuba: Estudios críticos. El otro volumen,  lo titulé La actitud intelectual ante la Colonia y la República neocolonial, donde ella plantea posiciones y quehacer permanente de la intelectualidad cubana ante los problemas de la colonia y luego ante los problemas de la república neocolonial. Cada volumen, por supuesto, incluye secciones propias, un texto de presentación, algún texto acompañante –uno de ellos lo acompañan palabras del doctor Pedro Pablo Rodríguez López y, en otro, del historiador Juan Valdés Paz. Finalmente, incluyen ambos una cronología actualizada, entre otros elementos, al igual que una misiva del intelectual y revolucionario cubano Juan Marinello.

Por su parte, la joven discípula de la homenajeada, licenciada Mariana Pérez Ruiz –quien hoy labora en el CEM–, hizo trascender, muy conmovida en sus palabras, en  la metodología pedagógica de Cairo Ballester y, en especial, “en su pasión hacia nuestro Héroe Nacional, al darnos a conocer en sus clases a un hombre concebido a partir de sus pasiones, angustias, miedos, amores, desamores, flaquezas, complejos e insólita sensibilidad. También conocimos al periodista, al filósofo, al antropólogo, al poeta, al pedagogo, al teólogo, al pensador en su mayor alcance que anidaban en él (…) Nos alentaba a conocerlo a través de la lectura individual de su obra y vida”.

Finalmente, y para quien escribe estas notas tres características fundamentales podrían ejemplificar a la vida y la obra de la profesora Ana Cairo Ballester: sapiencia, dignidad y Cubanidad.

Tomado de: http://cubarte.cult.cu

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*