Homenaje de la Sociedad Cultural y Museo Casa Natal de José Martí a educadores cubanos

Hacer honores merecidos es una premisa que ha transmitido con su obra el Héroe Nacional de Cuba José Martí a generaciones de cubanos.

De ahí que el Museo Casa Natal de José Martí a través de la filial de la Sociedad Cultural José Martí de La Habana, entregaron a 126 profesionales con una labor sobresaliente en la difusión de la obra martiana la Medalla Conmemorativa 160 aniversario del nacimiento de ese gran hombre que trasciende siglos y marca con su actualidad el pensamiento continental.

Destacaron en el agasajo tres de los conocidos Maestros Rebeldes, quienes antes del triunfo del Primero de Enero de 1959, ya estaban haciendo realidad el sueño del Líder de la Revolución Cubana Fidel Castro, de llevar las escuelas a todos los espacios de la geografía nacional.

Los integrantes del II Frente Oriental Pérsida Chivás Ponce, Ramón Feria Pacho y Benirde Marsillí Durán, estuvieron presentes en la velada que sirvió de escenario para celebrar el Día del Trabajador de la Cultura y también la jornada dedicada al Educador.

Participaron en el acto Maestros Voluntarios, entre los que se encontraban Cristobalina Rodríguez Cabrera y José A. Cabrales Aceval,
profesores, directivos y bibliotecarias escolares de la Dirección Provincial de Educación de La Habana fueron galardonados con la distinción de manos de Bárbara Oliva, presidenta de la filial capitalina de la Sociedad Cultural José Martí.

Con ellos, representantes de la Universidad de Ciencias Pedagógicas Enrique José Varona, de la Universidad de Ciencias Médicas Victoria de Girón, del Instituto Superior de Diseño, el Centro de Estudios Martianos, Memorial José Martí, del Centro de Capacitación del SEPSA, de Kcho Estudio Romerillo y miembros de Clubes Martianos.

La condecoración instituida para un lustro a partir del aniversario 160 del natalicio del Apóstol de la independencia de Cuba ha permitido rendir homenaje a quienes hacen posible que Martí siga caminando entre nosotros y su luz sea eterna.

La licenciada Direlis Delgado Machado, directora del Museo Casa Natal José Martí, adscripto a la Oficina del Historiador de La Habana, expresó que la medalla se concede a instituciones que están a la vanguardia de los estudios e investigaciones y aportan al conocimiento histórico del legado de Martí como prócer cubano y de nuestra América, en función de la socialización de la identidad americana y de la cultura de los países de la región.

De igual forma a quienes han hecho del conocimiento una obra de virtud como profesores, escritores o promotores del ideario martiano.

La insignia se confiere además a los que contribuyen en acciones sociales relacionadas con la divulgación del pensamiento y obra de Martí, como fuente inspiradora de la ideología revolucionaria contemporánea, así como los grandes héroes del continente. Igualmente a una organización vinculada al quehacer sociocultural que contempla acciones relacionadas con el patrimonio martiano.

La pieza conmemorativa está realizada con una aleación de cobre y níquel, metales extraídos de las entrañas del mayor archipiélago antillano, posee tres centímetros de diámetro y refleja en el anverso la fachada de la casa natal, rasgos de la arquitectura vernácula que la caracteriza; en tanto, en el reverso, el aniversario por la que fue establecida.

Es una medalla pequeña, como pequeña la casa en la que se concibió la grandeza del más universal de los cubanos”, señaló la directora del Museo Casa Natal de José Martí.

El Consejo Temático Porvenir de Cuba dirigido por Ligia Ruiz Espín, promotora cultural de la Sociedad Cultural José Martí y constituido por los Clubes Martianos Mar de Espuma, Cubanía, y Sonrisas Cubanas, cerraron la ceremonia con la presentación del espectáculo Por amor bajo la dirección artística de la profesora Ada Paula Domínguez Ortegosa.

Fuente: www.radioenciclopedia.cu

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*