Evocación a Martí en la gloriosa fecha del 24 de febrero

Académicos, historiadores y acuciosos investigadores de la vida y obra de José Martí, se reunieron hoy en el Centro de Estudios Martianos (CEM) para, en sesión solemne, celebrar la gloriosa fecha del 24 de febrero, a 125 años del reinicio de las gestas libertarias del pueblo de Cuba.

Es este un momento de conmemoración y reflexión en torno a la historia patria, la cultura cubana y el legado del Héroe Nacional y Apóstol de la independencia de Cuba, y un homenaje a su genio político y capacidad para organizar la Guerra Necesaria, afirmó la Doctora Marlene Vázquez Pérez, directora del CEM.

“De pensamiento es la guerra mayor que se nos hace: Ganémosla a pensamiento”, escribió Martí el 10 de abril de 1895, al zarpar rumbo a Cuba junto a Gómez y otros patriotas; en su amada tierra ya se combatía duramente y, sin embargo, tiene en la mente una guerra aun más difícil, de ideas y argumentos, de convencimiento, significó.

Desde la inmensidad de los tiempos, a esa guerra tan o más necesaria nos sigue llamando, una guerra que debemos continuar librando denodadamente, si queremos conservar la independencia alcanzada con el heroísmo, la sangre y el sacrificio de generaciones de cubanos, recalcó la Directora del CEM.

A 125 años del Grito de Baire, recordemos las gloriosas páginas del pasado y consagrémonos a trabajar por una Cuba mejor, seguros del presente y decididos a conquistar el porvenir, añadió la doctora Vázquez Pérez.

Celebró la presencia de la escritora y poeta sudcoreana Kim Soo Woo, ferviente martiana que acaba de escribir y publicar en su país y lengua una biografía de José Martí, y a quien hay que agradecer, además, la traducción al coreano de los Versos Libres, los Versos Sencillos y El Ismaelillo, reunidos en un volumen.

En la sesión solemne, el Doctor Ibrahim Hidalgo Paz, Premio Nacional de Historia 2009, investigador titular y jefe del equipo de investigaciones históricas del Centro de Estudios Martianos, dictó la conferencia El antirracismo en la estrategia de la Guerra Necesaria.

El también miembro de la Academia de Historia de Cuba centró su disertación en la concepción unitaria del Apóstol, su firme postura e incesante batallar contra todo lo que pudiese fomentar discordias, odios, recelos e infundados temores sobre una guerra de razas en la Antilla Mayor y ese supremo anhelo de fundar una República con todos y para el bien de todos, sin importar el color de la piel.

De Martí, que temprano y muy bien comprendió las debilidades que acarreaban las divisiones internas y se consagró a construir la unidad nacional y patriótica, habló el Doctor Hidalgo Paz, como también de otro imprescindible de la historia patria: Juan Gualberto Gómez y su decisivo aporte a la Guerra de 1895.

Toamdo de: http://www.acn.cu

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*