El Prócer José Martí
Por: Oscar López Rivera*

Desde que he estado en prisión, el legado de José Martí, el prócer cubano, el eminente escritor y el genio revolucionario, ha incidido en mi imaginación, especialmente por el papel que desempeñó en la unificación de las luchas de Cuba y Puerto Rico por su independencia y soberanía y por hacerlas inseparables. Y debido a la inseparabilidad de las luchas forjó una unidad entre Cuba y Puerto Rico que no ha sido destruida. Y para su gloria y la gloria del pueblo cubano, Puerto Rico ha sido bendecido con la solidaridad compasiva de Cuba.

Creo que fue nuestra poeta Lola Rodríguez de Tío la que definió esta unidad más correcta y sucintamente señalando en uno de sus poemas que Cuba y PR son de un pájaro las dos alas (reciben flores o balas el mismo corazón.”) Y esta unidad puede ser mejor apreciada por el hecho de que Cuba ha sido el más fuerte partidario de nuestra lucha por la independencia y la soberanía de la nuestra Patria amada, especialmente después de su gran Revolución.

Una clara ilustración del genio revolucionario que fue Martí, se encuentra en su prístina conciencia de lo perjudicial que el imperialismo de Estados Unidos de América sería para Cuba y Puerto Rico, una vez reemplace a España como potencia colonizadora en ambos países. Porque incluso ahora, 118 años después de que el Gobierno de Estados Unidos invadió y ocupó a Cuba y a Puerto Rico militarmente, y a pesar del hecho de que Cuba logró su independencia, las metas rapaces y perniciosas del gobierno estadounidense siguen afectando negativamente tanto a Cuba como a Puerto Rico. Cuba continúa sufriendo el crimen económico del embargo impuesto hace más de cinco décadas y la ocupación de Guantánamo. Y Puerto Rico continúa llevando las cadenas coloniales del ogro imperialista.

Durante muchos años me he topado con la pregunta de cómo fue que un joven adolescente, a la edad de 15 ó 16 años, desarrolló una fuerte inclinación por la lucha por la independencia de su patria y por la abolición de la esclavitud. A una edad muy temprana, Martí tenía que ser muy consciente de que los esclavos jugarían un papel muy importante en la lucha por la independencia de Cuba. Y una vez que España abolió la esclavitud cubana, reconoció que la abolición del esclavo cubano fue libertad total, mientras que la abolición de los esclavos en Puerto Rico se concedió con condiciones.  Y no hay controversia en que el papel de los esclavos libertos cubanos en la lucha por la independencia fue muy importante. Sin embargo, era imposible que los esclavos de Puerto Rico hicieran lo mismo porque todavía estaban en cadenas, sujetos a condiciones.  Puesto que los esclavos cubanos se incorporaron en su lucha por la independencia, podemos estar razonablemente seguros de que los esclavos de Puerto Rico hubiesen recibido una libertad total, probablemente nuestra lucha por la independencia hubiese podido ser capaz de avanzar más. Cómo él percibió el importante papel que los esclavos habrían de desempeñar en la lucha por la independencia vuelve a reflejar el genio revolucionario que fue.

Martí estaba muy consciente de lo importante que era para los colonizados trascender su mentalidad colonizada. El señaló que para que un pueblo fuera libre tendría que ser culto. Para él (al igual que para gran educador Eugenio María de Hostos) era importante que la gente colonizada conquistara la fuerza del conocimiento. Sabía que la educación era una fuerza liberadora.

La gloriosa Revolución Cubana ha creado uno de los sistemas educativos más progresistas y radicales. Y en ese sistema educativo podemos observar cuán profética es su visión de un pueblo culto. Porque ha hecho posible a los ciudadanos cubanos convertirse en la gente más culta en este hemisferio y probablemente en la mayor parte del mundo. Y cuando le comparamos con el sistema educativo de PR podemos ver cuánto nos quedamos atrás simplemente porque todavía somos un pueblo colonizado.

Espero que el joven puertorriqueño, en cuyas manos está el futuro de Puerto Rico, tome conciencia del legado de Martí y le emule. Les servirá bien seguirlo si quieren que nuestro pueblo conquiste la fuerza del conocimiento y, así, descolonizar nuestras mentes y nuestra querida Patria. Continuemos fortaleciendo la unidad entre nuestros hermanos cubanos y nosotros.

*Preso político puertorriqueño en cárceles de Estados Unidos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*