El espíritu martiano de Playita, vive todavía

Los días previos al desembarco de José Martí y Máximo Gómez en la zona conocida por Playita de Cajobabo, en el extremo oriental del país, el 11 de abril de 1895, fueron intensos y ahora constituyen el motivo de análisis de una Mesa Redonda, que estuvo moderada por la periodista Arleen Rodríguez Derivet.

El doctor Pedro Pablo Rodríguez, vicepresidente de la Academia de Historia de Cuba, expresó que para Martí era un asunto ético su presencia en el escenario de la guerra, a lo que se resistían algunos de sus correligionarios, inquietos por la seguridad física del Delegado del Partido Revolucionario.

Luego valoró la presencia de Cuba en la Cumbre de las Américas, que se efectúa por estos días en Panamá, como un gesto de solidaridad de las naciones latinoamericanas con nuestro país y de nuestro país con esos pueblos.

El historiador expresó que frente al intento imperialista de recuperar la hegemonía norteamericana perdida, hay que manifestar nuestro apoyo decidido al pueblo de Venezuela.

El Manifiesto de Montecristi, suscrito por José Martí y Máximo Gómez en la República Dominicana antes de venir a Cuba, es un arma de pensamiento – dijo en la Mesa Redonda el doctor Ibrahím Hidalgo, miembro de la Academia de Historia de Cuba, – quien desglosó el documento, donde el Apóstol insiste en que la guerra no es un conflicto entre nacionalidades, sino una convocatoria a cubanos y españoles, negros, blancos y mulatos, a luchar contra el colonialismo por una república independiente y democrática.

También el doctor Antonio Álvarez Pitaluga, vicedecano de la Facultad de Filosofía e Historia de la Universidad de La Habana, explicó que el documento conocido como el Manifiesto de Montecristi, reconoce las diferencias culturales, políticas, económicas de los insurrectos y enfrenta al autonomismo, al tiempo que destacó que el mérito de Martí radica en haber encontrado un equilibrio entre lo político y lo militar, además de crear un nuevo concepto de revolución más allá de la guerra.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*