El antillanísimo en Hostos y Martí. Primeros pasos entre dos márgenes: Cuba y España
Por: Ms.C. José Antonio Bedia

Jose_Antonio_BediaEn la segunda mitad del siglo XIX dos pueblos aún cautivos de la dominación colonial española, Puerto Rico y Cuba, deciden lanzarse a combatir por su independencia, a modo de homologar su condición con los pueblos libres del hemisferio occidental. Estos territorios antillanos, de peculiar historia, por donde se desplazó la colonización desde sus primeros momentos, durante siglos fueron escenario de un sinnúmero de hechos comunes. En la decimonónica centuria la región agrupó una pléyade de hombres, en el esfuerzo común por liquidar el colonialismo y sus secuelas, Eugenio María de Hostos y José Martí ocupan lugar cimero entre ellos.

El Boricua se hallaba en Madrid, estudiando Derecho en la Universidad Central, cuando publica su primer libroLa Peregrinación de Bayoan. Aún desde posiciones reformistas, este texto, evidencia su desencanto con lo que España podía ofrecer a las Antillas: “Aquí me tienes Madrid. Vengo a pedirte lo que tu no das: te he sacrificado mi adolescencia […] llegué aquí lleno de esperanzas […] las mataste […] trocaste mi ansia en desaliento […].”[1] No piensa aún en la independencia de Puerto y Rico Cuba, sino en una amplia autonomía, ideal que aunque nos resulte utópico bajo la dominación española, él lo sustenta por algunos años como evidencia su carta a Salustiano de Olozaga:

[1]Eugenio María de Hostos: “La peregrinación de Bayoan” En: Eugenio María de Hostos Obras Completas Edición Crítica. Vol. 1, Literatura, T. 1. Instituto de Cultura Puertorriqueña, Editorial de la Universidad de Puerto Rico, 1988. P.285.

Versión completa: click aquí