Destacan en Cuba la vigencia del pensamiento revolucionario de Gramsci

El pensamiento revolucionario, antihegemónico y anticolonialista del filósofo Antonio Gramsci fue destacado en la sede del Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos, en La Habana, por el vicerrector de la universidad italiana La Sapienza, Luciano Vasapollo, quien presentó su libro titulado: “ Gramsci en el ALBA de nuestra América,” que fue escrito de conjunto con la intelectual cubana, Isabel Monal.

El prestigioso académico explicó que Gramsci es más leído en Cuba y América Latina que en Italia y esto es posible porque su pensamiento tiene una grandísima vigencia revolucionaria, argumentó el profesor europeo, quien estuvo acompañado por el ministro cubano de Cultura, Abel Prieto y la doctora Monal.

Él supo plasmar en su obra la esencia del hegemonismo cultural y el papel de los grandes medios de comunicación que hoy adelantan campañas de terrorismo mediático, como es el caso de Venezuela, comentó Vasapollo.

Fue el único filósofo europeo que se ubicó en el sentido del pensador cubano José Martí y del venezolano Simón Bolívar y más allá de manifestarse contra el imperialismo y el colonialismo también hizo referencia al meridionalismo italiano.

Defendió al campesinado, a los pobres de todo el mundo y dejó claro que se puede crear oposición, se puede tomar el Gobierno, pero si no logras una organización política, un partido, no puedes alcanzar el poder”, señaló el vicerrector de La Sapienza.

Manifestó además que el poder también se toma con alianza y con la cultura de la difusión, de ahí que ahora estemos traduciendo muchos libros en nuestra universidad, pues esa es  una de las formas existentes  para que los jóvenes puedan aprender.

Tal iniciativa la llevamos a cabo con el libro La fuente viva de Miguel Barnet; Viajes de Miguel Luna”, de Abel Prieto”; Mi vida, de Evo Morales y Yo soy Fidel: pensamiento político y económico”, entre otros textos, precisó.

Con el pensamiento de Gramsci, a través de sus tesis de la hegemonía cultural, se puede poner en crisis la estructura del terrorismo mediático, aseguró Vasapollo.

Cuando a los jóvenes se les presenta la idea de la autodeterminación política y económica, no se coloca a las naciones como colonia, sino como actores principales de la cultura, señaló la coautora del libro, doctora Isabel Monal, quien puntualizó que desde la isla caribeña, se le da a Gramsci un enfoque basado en el marxismo fundacional cubano y las tradiciones históricas, fundamentadas en el antiimperialismo de José Martí y del líder de la Revolución cubana, Fidel Castro.

También el titular de Cultura, Abel Prieto, calificó de importantísimo el libro en estos tiempos de contrareformas y dijo que es un texto que nos ayuda a entender que pasó con el socialismo real, es una lección, y nosotros no podemos vivir ese episodio, dijo.

Gramsci tiene hoy mucha vigencia para nosotros y es necesario para el cambio de consciencia, acotó.

Fuente: www.prensalatina.cu

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*