A 167 Años del Nacimiento de Carlos Baliño
Por: Matilde Salas Servando

Entre las efemérides importantes que se destacan en el mes actual, está la del 13 de febrero de 1848, fecha en que nació Carlos Benigno Baliño Valdés, en el municipio de Guanajay, que por entonces pertenecía a la provincia de Pinar del Río, el territorio más occidental del país.

El origen de Baliño está dado dentro de la clase media, como miembro de una familia de cierta holgura económica, lo que le permitió cursar estudios en la Universidad de La Habana y también adquirir conocimientos acerca de las artes plásticas, en la Academia de San Alejandro.

Desde muy joven sintió una verdadera vocación por escribir, como un modo de dar a conocer sus ideas, por lo que comenzó a colaborar en algunas de las publicaciones que circulaban entonces en su terruño natal, entre ellas: El Fénix, La Crítica y El Alacrán.

A pesar del entorno en que vivía, el joven no estuvo ajeno a la opresión que sufrían los criollos de la época por parte de la monarquía española.Por esa razón, muchos de los que protagonizaron acciones en pro de la libertad de Cuba murieron y otros se vieron precisados al irse al exilio.

Cuando ocurrió el levantamiento armado en el ingenio Demajagua, que dio inicio a la Guerra de los Diez Años, el padre de Carlos Baliño estuvo implicado en esas luchas, por lo que el joven tuvo que dejar sus estudios y partir hacia los Estados Unidos, debido a la intensa represión existente.

En esa época vivió en Nueva York y después en Tampa y Cayo Hueso, donde fue tabaquero y redactor del periódico La Tribuna del Pueblo.Es a inicios de la década del 90 del siglo Diecinueve, que se conocen Carlos Baliño y José Martí, lo que da lugar a que surja entre ambos una estrecha relación de amistad e ideales, lo que se evidencia en las diversas referencias que hace el Maestro acerca de aquel en diversos textos.

En 1892, ambos rubrican el acta de constitución del Partido Revolucionario Cubano, que se dedicó a unificar fuerzas para la lucha independentista. En el número correspondiente al 14 de enero de 1893 del periódico Patria, que Martí fundó, éste da detalles muy puntuales sobre la creación de nuevos clubs que luego enumera como el club de enseñanza, el de Santa María del Rosario”; del club de humanidad, el Enrique Roig”; del club de paz y respeto, “El Diez de Abril”. A propósito de éste destacó: “Marcos Gutiérrez, que es todo un pensador, preside el Diez de Abril”. Carlos Baliño, pluma y lengua de oro, es vicepresidente”.

De este hombre, consecuente con su tiempo, puede decirse que con su actitud supo unir a dos generaciones de cubanos. Durante la etapa preparatoria para conseguir el triunfo de la Guerra Necesaria y con ella la libertad de Cuba, colaboró con José Martí y durante el período republicano, en agosto de 1925, estuvo entre los fundadores del primer Partido Comunista de Cuba, junto al líder estudiantil Julio Antonio Mella.

Por todo ello puede afirmarse, sin lugar a dudas, que Carlos Baliño fue un precursor de su tiempo, que supo ver con claridad la importancia de la continuidad histórica del proceso revolucionario en Cuba.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*