En el aniversario 120 del Manifiesto de Montecristi

En ocasión del aniversario 120 de una importante fecha de nuestra historia patria: la firma del Manifiesto de Montecristi por el Generalísimo Máximo Gómez Báez y el prócer independentista José Martí Pérez, se efectuó un solemne acto en el Centro de Estudios Martianos, que presidieron el doctor Armando Hart, director de la Oficina del Programa Martiano y la doctora Ana Sánchez Collazo, directora del CEM.

Acerca de ese documento, en el que se dieron a conocer los objetivos y fines de la llamada Guerra Necesaria, organizada por José Martí, usó de la palabra el investigador de la institución académica, doctor Ibrahim Hidalgo Paz.

El discurso completo titulado: EL MANIFIESTO DE MONTECRISTI EN LA GUERRA DE PENSAMIENTO, puede leerlo en:

Puede leerlo en el siguiente enlace

Posted in Sin categoría | Leave a comment

José Martí – Eloy Alfaro y Bernardo de Monteagudo

La Masonería Argentina recuerda a tres masones que honran la historia de América Latina.

El tucumano Bernardo de Monteagudo fue hombre de leyes graduado en Chuquisaca, secretario de Castelli en la expedición al Norte tras la Revolución de Mayo. Dirigió La Gaceta, publicó Mártir o Libre, organizó la segunda Sociedad Patriótica e integró la Logia Lautaro. Representó a Mendoza en la Asamblea de octubre de 1812. Tres años después fue editor de El Independiente, luego pasó a Chile como Auditor de Guerra del ejército de San Martín.

En Lima defendió posturas monárquicas y recogió rechazos, en especial durante la ausencia de San Martín por su reunión con Bolívar de quien luego se convirtió en hombre de confianza. Fue asesinado el 28 de enero de 1825 en Lima, la capital peruana.

José Martí nació en La Habana el 28 de enero de 1853. Fue periodista, ensayista, poeta, diplomático, catedrático de lengua inglesa, literatura francesa, italiana, alemana e Historia de la Filosofía, crítico de arte y literatura y traductor. Escribió para los niños y organizó un partido político y un ejército, participó en la Guerra de los Diez Años, fue encarcelado, obligado a realizar trabajos forzados y posteriormente desterrado. Publicó su denuncia contra el colonialismo español en el artículo titulado: El presidio político en Cuba.

Martí describió las aberraciones de la esclavitud y denunció el colonialismo español. Fundó el periódico Patria (1892) y encabezó un grupo revolucionario. El 11 de abril de 1895 desembarcó en la zona oriental de Playitas, lanzó el Manifiesto de Montecristi. Murió en combate frente a las tropas españolas en Dos Ríos el 19 de mayo de 1895, poco después de haber regresado a Cuba para iniciar la que llamó “la guerra necesaria”. José Martí fue miembro de la Logia Caballeros Cruzados N° 62, del Gran Oriente Lusitano Unido, bajo el nombre simbólico Anahuac. Se lo relaciona, también con las Logias Libertad N°40 y Armonía N° 52.

Eloy Alfaro, político y militar ecuatoriano, presidió su país en 1895-1901 y 1906-1911. Alineado en las ideas liberales, se exilió en Panamá tras fracasar en una insurrección. A su regreso apoyó el levantamiento contra el gobierno de Borrero; seis años después fue proclamado jefe supremo de Manabí y Esmeraldas y organizó un ejército que ingresó triunfante en Guayaquil.

En 1895 estalló la Revolución Liberal: Alfaro fue proclamado jefe supremo. El 12 de enero de 1897, una Asamblea Constituyente, se pronunció por el liberalismo y eligió como presidente a Alfaro que estableció la separación entre la Iglesia y el Estado y dispuso la construcción del ferrocarril Quito-Guayaquil. Durante su segundo gobierno se promulgó la Constitución de 1906, avanzó la construcción del ferrocarril transandino, la secularización en la enseñanza pública y obras de infraestructura y comunicación.

En las elecciones de 1911 se impuso como candidato a Emilio Estrada, después quiso obtener la renuncia de Estrada, fue depuesto y tuvo que abandonar el país. Regresó con otros dirigentes, que fueron detenidos en Guayaquil y conducidos a Quito donde una turba asaltó la prisión y arrastró por las calles de la ciudad a Eloy Alfaro, Flavio y Medardo Alfaro, Luciano Coral, Ulpiano Páez y Manuel Serrano; sus cuerpos fueron quemados el 28 de enero de 1912.

La obra presidencial de Alfaro incluyó la exoneración del tributo territorial a los indios de la Sierra y a los montuvios de la Costa, la supresión de la prisión por deudas, la participación de la mujer en cargos administrativos y la creación de numerosas escuelas y centros de educación.

Se pronunció además por la independencia de Cuba ante la reina María Cristina y luchó por reponer la idea bolivariana de la Gran Colombia. Alfaro fue iniciado masón en Costa Rica, integró la Logia Rosa de América N° 36 de Panamá y perteneció a logias de Guayaquil. En 1905, recibió un voto de aplauso del Congreso Masónico celebrado en Buenos Aires. Poco después fundó la Logia Cadena Fraternal y Templo de la Amistad y la Logia La Ley Natural, en Quito. El Supremo Consejo del Perú le concedió el Grado 33°.

En jurisdicción de la Gran Logia de la Argentina y en homenaje a esos hermanos masones de América trabajan las Respetables Logias Bernardo de Monteagudo 414 (Paso de los Libres, Corrientes), José Martí 168 (La Plata) y Eloy Alfaro 556 (Ciudad de Buenos Aires).

Posted in Sin categoría | Leave a comment

Emplazan busto de José Martí en parque etnográfico de Rusia

Un busto del Héroe Nacional José Martí fue donado hoy por la embajada de Cuba en Rusia al Centro Cultural Didáctico de Etnomir, parque etnográfico de la región de Kaluga, a más de 100 kilómetros de Moscú.

Este acontecimiento es parte de las celebraciones por el aniversario 55 en mayo próximo del restablecimiento de relaciones diplomáticas entre Moscú y La Habana, informó el jefe de la legación diplomática de la de la isla en Rusia, Emilio Lozada.

Martí simboliza el ideal de libertad más alto de Cuba y de Latinoamérica por la justicia social, la independencia y la soberanía, afirmó el embajador en la ceremonia a la que asistió el gobernador de Kaluga, Anatoli Artamónov.

Fue el primer latinoamericano que definió como imperialismo al sistema político de Estados Unidos, e inspirado en Simón Bolívar llamó a la integración latinoamericana y caribeña para frenar la agresión de Washington, explicó ante embajadores y funcionarios diplomáticos de esa región.

Evocó la carta inconclusa de Martí a su amigo mexicano Manuel Mercado, escrita 24 horas antes de su muerte en combate, en la que explica cómo consagró su vida a impedir el control por Washington de lo que denominó Nuestra América.

La vigencia de la doctrina martiana se puso de manifiesto cuando Fidel Castro lo declaró autor intelectual de la gesta que inició la Generación del Centenario por la definitiva independencia de la mayor de las Antillas, recordó el diplomático.

El Gobierno y el pueblo cubano estuvieron, están y estarán siempre al lado de Rusia, particularmente hoy, cuando Occidente y Estados Unidos intentan aislarla e imponen sanciones injustas y unilaterales, enfatizó el embajador al resaltar que son 55 años de amistad inquebrantable.

Artamónov, por su parte, resaltó la significación histórica de Martí como líder independentista, agradeció a la embajada la donación del busto, y al periodista ruso Serguei Briulov y al director del Fondo Diálogo de las Culturas y la Unidad del Mundo, Ruslán Bairámov, la iniciativa de su emplazamiento en Etnomir.

En sus intervenciones, Briulov y Bairámov destacaron la coincidencia del homenaje a Martí con la próxima conmemoración el 9 de mayo del aniversario 70 de la victoria del pueblo soviético sobre el fascismo alemán en la Gran Guerra Patria (1941-1945).

Posted in Sin categoría | Leave a comment

José Martí y la escena musical norteamericana

Abrir un añejo cofre, dejar escapar empolvados misterios y rodearte de una aureola de exotismo, esa son imágenes apropiadas para describir el encanto mágico de una lectura de textos de José Martí.

Pero en el caso que me ocupa pienso más en el acto de destapar una antigua ánfora para liberar al genio encerrado en ella. El recién liberado, que no siempre es un sujeto maligno, gira alrededor de uno, ganoso de desentumir el cuerpo.

A su paso esparce un halo de ideas, que cual nube de polvo penetra en nosotros.

Así ocurre cuando abrevamos en las fuentes martianas. A cada sorbo, un nuevo brote de ideas renovadas. A cada gusto conocido, un sabor nuevo.

Es un proceso inmanente a cada relectura.

De esta suerte, resulta casi imposible desuncirse del enjambre de sugerencias que emanan al repasar las evaluaciones martianas sobre la escena musical martiana.

Es conocido que desde que se inicio en el oficio del periodismo, el Héroe cubano dedicó varias miradas al arte de los sonidos y el tiempo.

Más, fue en   los años de su mansión de casi tres lustros en los Estados Unidos (1880-1895), cuando pudo tener acceso a una actividad musical más intensa, que supo reflejar, en su peculiar manera, a través de sus Escenas norteamericanas.

En esa enjundiosa papelería encontramos textos dedicados a los grandes conciertos y las funciones de ópera que se suceden en la capital estadounidense.

Durante su estancia en la gran orbe norteña tuvo oportunidad de asistir y reseñar varios conciertos musicales y ponderar obras de Georg Haendel, Louis Héctor Berlioz y, sobre todo, de Richard Wagner, un verdadero boom en la época. Las óperas de Wagner, escribió entonces, aderezadas con grandísimas riquezas, tienen llenos los teatros¨

Al Maestro, sin embargo, no solamente lo atrajeron las grandes luminarias, sino que también supo reconocer la música que brotaba de las distintas partes de la ciudad.

Su atención se desplazó de la gran escena, a las calles lodosas por la llovizna de octubre; para pulsar el sentir del bravo gentío, agolpados en las paradas de fiestas y en los desfiles más o menos organizados desfile al tropel del gentío que busca sitios de observación ventajosos.

No olvida entonces la cotidianidad urbana callejera, en donde un pianista ruso toca melodías de Piotr Tchaikovski,   para que los transeúntes pasen a ver un torneo de ajedrez mientras suena un tamboril eléctrico invitando a disfrutar del teatro de los minstrels

Ninguna otra forma de canción y teatros populares surgida a principios del siglo XIX en los Estados Unidos fue tan influyente o tan típica, como el espectáculo teatral cómico llamado minstrel show. En estas representaciones, que surgieron en la década de 1820 y desaparecieron bien entrado el siglo XX, actores blancos disfrazados se tiznaban la cara y cantaban, bailaban y contaban historias.

A ellos se refiere el cubano cuando habla de ¨… los bufos (…) que en sus chanzas, canciones y sainetes, sacan siempre a lucir las cosas públicas, y los vicios y las manías en boga en los gobernados y los gobiernos ¨.

Estos cómicos juglarescos se apropiaron libremente de la música folclórica hasta la ópera, pero al propio tiempo, crearon un sonido que comunicaba los atributos de la vida estadounidense: lacónica, tenaz, llena de jerigonza y disparatada comicidad.

Sus presentaciones eran, en lenguaje martiano, comedias domésticas, en que se imitan con tramas inocentes y burdas, los caracteres varios, y en su mayor parte groseros que echa sobre este país, el mundo moderno.

Importa destacar que en estos espectáculos se encontraban las semillas del moderno baile tap, las canciones comerciales y las comedias musicales.

Justamente la comedia musical nació en Estados Unidos en la segunda mitad de la decimonovena centuria, con un fuerte núcleo en Broadway, Nueva York.

Hay varias crónicas de Marti que reseñan los estrenos de este importante escenario y en ellas subraya uno de sus   rasgos más comunes, a saber: el impacto de fortísima inmigración con una población urbana compleja y de muy distintos orígenes étnicos y culturales. A menudo ni siquiera hablan inglés .Estos colectivos representan una vasta audiencia potencial para el musical, porque esta forma de entretenimiento era capaz de atraer con facilidad el interés del público con una historia que era claramente evidente en el desarrollo del espectáculo, sin necesidad de tener un profundo conocimiento del idioma, y que al mismo tiempo visualmente atractiva.

Un elemento a no desdeñar es que nuestro compatriota frecuentaba Broadway por varias razones, entre ellas, motivos laborales, ya que la redacción de la revista La América, con la cual colaboró desde marzo de 1883 y que dirigió algún tiempo, se encontraba, precisamente, en esa importante arteria vial.

La recepción del mensaje martiano quedaría incompleto, si no destacáramos un elemento muy sintomático en   las apreciaciones del más universal intelectual del novecientos cubanos: los teatros, más que divertir, fatigan. Y como buen analista apunta la causa: el arte se resquebraja ante el creciente mercantilismo.

Por fortuna, nos dice, la gente llana de todos los pueblos de la tierra son buenas, y el olor del mercado viene suavizado y bruñendo la literatura y la música.

La salvación del arte musical en los Estados Unidos está en lo que José Martí califica como ¨ gente llana ¨, para alejarse de terminologías con implicaciones socio- clasistas.

Pero lo más importante está en percibir que aquel es un arte en formación, donde se entrecruzan muchos componentes del amplio espectro multicultural europeo, que aún no han logrado mezclarse o transculturarse, al decir de Don Fernando Ortiz.

Es en este sentido en el que hay que entender lo que afirma Marti cuando escribe que este es ¨ un pueblo naciente en cosas de arte ¨. Faltó a la aprehensión martiana de esta realidad ponderar con mayor detenimiento y hondura, la influencia de los afroamericanos en la música estadounidense.

Esta comenzó en el siglo XIX con la llegada del Black Minstrel,   respuesta negra al minstrel show, al que aludimos con anterioridad y en los cuales, los afrodescendientes comenzaron a incorporar una gran variedad de temas espirituales cristianos.

Ya a finales del siglo, la música afroamericana formaba parte integral de la música estadounidense, principalmente con la difusión del ragtime, cultos músicos se asociaron   a movimientos artísticos como Harlem Renaissance (Renacimiento de Harlem) que fue el reavivamiento del arte en la gran nación del Norte, sobre todo con la eclosión del jazz, y otras tendencias de la literatura y la pintura, y así como la lucha   de los derechos civiles.

Este proceso sin embargo, escapó al cuadro de consideraciones ideo-estéticas de José Marti, que ya para esa fecha estaba entregado por completo a su empresa mayor de organizar y dirigir la guerra necesaria.

Posted in Sin categoría | Leave a comment

El Manifiesto de Montecristi, programa para la independencia

En su humilde casa en Montecristi, República Dominicana, Máximo Gómez, junto a José Martí, firmaron y dieron a conocer el 25 de marzo de 1895 el Manifiesto de Montecristi, el cual sería hasta esa fecha el único programa político-militar que precedió a una guerra de independencia, organizada no solo desde el liderazgo de sus jefes, sino además, gracias a la concertación del Partido Revolucionario Cubano, creado para ese fin.

Tampoco resultó un ejercicio teórico de pensadores lejos de la acción del campo de batalla, ya que fue escrito por Gómez, Martí y otros revolucionarios antes de salir hacia Cuba, donde llegarían después de un complicado desembarco el 11 de abril por Playitas de Cajobabo, Guantánamo.

El Manifiesto el Montecristi, elaborado hace 120 años, principalmente por la pluma del Apóstol, anunció que la Guerra Necesaria resultaba un nuevo período de la contienda iniciada en Yara, con el fin de salvar la Patria desde su raíz.
Martí estudio y conoció de primera mano en su peregrinar por Nuestra América el lastre del caudillismo, las tiranías y las guerras civiles en que no pocas veces terminaron las repúblicas hermanas nacidas de las revoluciones en el primer cuarto de siglo, por eso en su proyecto emancipador incluyó anunciar sus peligros y la forma de evitarlos.

Sobre el miedo al negro, que tanto contribuyó a la derrota de la contienda de los Diez Años, alertó: “La Revolución, con su carga de mártires desmiente indignada, como desmiente la larga prueba de la emigración y de la tregua en la isla, la tacha de amenaza de la raza negra con que se quisiese inicuamente levantar por los beneficiarios del régimen de España, el miedo a la Revolución”.

La forma de llevar adelante el levantamiento armado fue recogida en el documento, cuando proclamó como principio que su ejercicio no es “el insano triunfo de un partido cubano sobre otro o la humillación de un grupo equivocado de cubanos, sino la demostración de la voluntad de un país harto probado en la guerra anterior para lanzarse en un conflicto solo terminable por la victoria o el sepulcro”.

Tampoco dejó espacio para la justificación de represalias étnicas y de venganzas al aclarar que no es contra el español, quien podrá vivir y ser respetado en la nueva Patria “que solo arrollará a los que le salgan, imprevisores, al camino”.

Llegó a prever cómo España lanzaría sobre Cuba a los campesinos reclutados entre los más pobres, sin recursos para pagar y salvarse del servicio militar en la corrupta metrópoli y serían arrancados de su terruño para venir a enfrentarse a quienes pelean por la libertad que ellos mismos ansían. Y aclaró: “la Revolución quisiera más que su muerte como enemigo, acogerlos”.

En contraposición a estos elevados principios, el bando peninsular aplicó, mayoritariamente, una práctica descarnada con los prisioneros y al llegar Valeriano Weyler a la Isla llevó a cabo la reconcentración de la población civil con un alto saldo de muertes de niños, mujeres y ancianos.

El Manifiesto de Montecristi se adelantó por mucho a su tiempo en cuanto a los esfuerzos, sobre todo infructuosos, que a principios del siglo XX se realizaron por medio de convenciones y tratados internacionales para regular la crueldad de las contiendas.

Posted in Sin categoría | Leave a comment

Homenaje a la poesía martiana

Las Tunas: Un día para festejar la Poesía, para rendir homenaje a los bienaventurados de todo el mundo, hombres y mujeres que trenzan versos y ponen en palabras la belleza de la Naturaleza y el Amor, la inefable maravilla de amar y ser amados.

Decía nuestro Apóstol José Martí: La poesía NO es más que la forma agradable de la belleza; y el sentimiento de lo bello, vive en el mismo sentimiento, belleza suma.

Así, el arte poético reúne en sí mismo la feliz coincidencia de apreciar todo lo que de bueno y hermoso ofrece la naturaleza, y a la vez poner en versos la impresión que nos causa su perfección, ¡bienaventurados quienes consiguen dominar el arte poético!

Las campañas de los pueblos por la libertad y la conquista del decoro de sus hijos, siempre han tenido a grandes poetas a su servicio. José Martí pintó con palabras la condición de su Patria oprimida y las ansias de los cubanos que preparaban junto a él la guerra necesaria.

Poesía es un pedazo de nuestras entrañas, o el aroma de nuestro espíritu recogido, como en cáliz de flor, por manos delicadas y piadosas, decía Martí. La buena poesía unge el alma atribulada, alegra el corazón de quienes sufren y salva a quienes se olvidan de soñar.

La poesía es belleza, creatividad artística, sentimiento y expresión de lo mejor de lo humano y universal. Porque sabía eso, Martí se preguntaba: ¿Quién es el ignorante que mantiene que la poesía no es indispensable a los pueblos? Hay gentes de tan corta vista mental, que creen que toda la fruta se acaba en la cáscara.

La poesía da forma a los sueños de los pueblos y a las expresiones más altas de su espiritualidad; también da valor para cambiar el mundo. Ella es portadora de un hálito de libertad y dignidad frente a la violencia y la opresión.

Y sobre los privilegiados que nacieron con el don de rimar versos opina el Maestro: (…) poeta es este a quien se ve extender la mano y asir el vacío; águilas siente en torno de la frente, y en el cráneo lleva un águila (…)

Este día de homenaje a la poesía es propicio para recordar a José Martí, nuestro Apóstol y Poeta sin par y para hacer llegar a los poetas cubanos el reconocimiento de su pueblo.

Posted in Sin categoría | Leave a comment

Martí y su “Vindicación de Cuba”

El 16 de marzo de marzo de 1889 aparecía en el The Manufacturer, de la ciudad estadounidense de Filadelfia, un artículo ofensivo bajo el título “¿Queremos a Cuba?“, el cual, cinco días después sería reproducido de manera parcial en otro texto anticubano titulado: “Una opinión proteccionista sobre la anexión de Cubaen The Evening Post.

Ante la cantidad de planteamientos pretenciosos de desmoralizar a los cubanos que habían padecido diez años de una cruel y devastadora guerra, José Martí escribió y exigió fuera publicada una respuesta, documento que ha trascendido en nuestra historia con el nombre de Vindicación de Cuba”, publicado en The Evening Post el 25 de marzo, el que fue fechado 4 días antes, — el 21 — en New York.

La vigencia y actualidad de este documento bien merece una reflexión al respecto, sobre todo porque es este uno de los tantos alertas a tener en cuenta si de relaciones Cuba- Estados Unidos se trata. Por ahora le dejo en compañía de algunos fragmentos, y si lo desea del texto íntegro en Vindicación de Cuba.

“() No es este el momento de discutir el asunto de la anexión de Cuba. Es probable que ningún cubano que tenga en algo su decoro desee ver su país unido a otro donde los que guían la opinión comparten con respecto a él las preocupaciones sólo excusables a la política fanfarrona o la desordenada ignorancia. Ningún cubano honrado se humillará hasta verse recibido como un apestado moral () Hay cubanos que por móviles respetables, por una admiración ardiente al progreso () por el desdichado desconocimiento de la historia y tendencias de la anexión, desearían ver la Isla ligada a los Estados Unidos. Pero los que han peleado en la guerra, y han aprendido en los destierros; los que han levantado con el trabajo de las manos y la mente, un hogar virtuoso en el corazón de un pueblo hostil; los que por su mérito reconocido como científicos y comerciantes, como empresarios e ingenieros, como maestros, abogados, artistas, periodistas, oradores y poetas, como hombres de inteligencia viva y actividad poco común, se ven honrados donde quiera que ha habido ocasión para desplegar sus cualidades, y justicia para entenderlos () no desean la anexión de Cuba a los Estados Unidos. No la necesitan ()

“() No somos los cubanos ese pueblo de vagabundos míseros o pigmeos inmorales que a The Manufacturer le place describir; ni el país de inútiles verbosos, incapaces de acción, enemigos del trabajo recio, que, junto con los demás pueblos de la América española, suelen pintar viajeros y escritores. Hemos sufrido impacientes bajo la tiranía; hemos peleado como hombres, y algunas veces como gigantes, para ser libres ()

“() The Manufacturer nos llama, un pueblo afeminado“. Esos jóvenes supieron levantarse un día contra un gobierno cruel, pagar su pasaje al sitio de la guerra con el producto de su reloj o de sus dijes, vivir de su trabajo mientras retenía sus buques el país de los libres en el interés de los enemigos de la libertad, obedecer como soldados, dormir en el fango, comer raíces, pelear diez años sin paga, vencer al enemigo con una rama de árbol, morir — estos hombres de diez y ocho años, estos herederos de casas poderosas, estos jovenzuelos de color de aceituna — de una muerte de la que nadie debe hablar sino con la cabeza descubierta; murieron esos otros hombres nuestros que saben, de un golpe de machete, echar a volar una cabeza o de una vuelta de la mano, arrodillar a un toro ()

“(…) Un puñado de trabajadores cubanos levantó a Cayo Hueso () Un cubano, Cisneros, ha contribuido poderosamente al adelanto de los ferrocarriles en Colombia () El poeta del Niágara es un cubano, nuestro Heredia () En Filadelfia mismo, como en New York, el primer premio de las Universidades ha sido, más de una vez, de los cubanos (…)

() La lucha no ha cesado () La nueva generación es digna de sus padres. Centenares de hombres han muerto después de la guerra en el misterio de las prisiones. Solo con la vida cesará entre nosotros la batalla por la libertad ()

Va reiterar la sentencia martiana: La Lucha no ha cesado.

Posted in Sin categoría | Leave a comment

Cinco Héroes honran a Martí en Dos Ríos

Una ofrenda floral a nombre de los Cinco depositó Fernando González Llord, en la base del obelisco erigido a la memoria de José Martí en Dos Ríos, sitio del municipio Jiguaní donde éste cayó en combate hace casi 120 años.
González Llord, también depositó ofrendas florales ante las estatuas de Carlos Manuel de Céspedes y el busto de Perucho Figueredo en la Plaza de la Revolución de Bayamo, y visitó el Museo Casa Natal del Padre de la Patria e instalaciones del Paseo General García de esa ciudad granmense.
Fernando González también sostuvo un encuentro con artistas, periodistas, bayameses y alumnos extranjeros que integraron Comités de Solidaridad con los Cinco, en la filial del Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos en Bayamo.
Ese centro acogió durante seis años el día cinco de cada mes el espacio Cinco por los Cinco, en los que se demostró la confianza de nuestro pueblo en la victoria, afirmó Fernando González.

Posted in Sin categoría | Leave a comment

Ocho décadas de sabiduría

El colectivo del Centro de Estudios Martianos se reunió este décimo-noveno día de marzo para una celebración singular…

Mientras disfrutaba de ese encuentro, me di cuenta de que verdaderamente no brindaba mucha información y entonces consideré la obligatoriedad de dar más detalles ir al directo y decir que estábamos allí para celebrar los primeros ochenta años de vida de alguien muy estimado, con disímiles experiencias y conocimientos: el doctor Salvador Arias García, investigador del Centro de Estudios Martianos.

Estábamos ante una persona que es ejemplo dentro de ese colectivo, o quizás debemos añadir de él otras cualidades, como por ejemplo, que siempre tiene la mano presta para darnos el dato oportuno o brindar la sugerencia adecuada, de modo que nuestro trabajo salga del mejor modo posible.

Fue esta una celebración en la que participaron amigos de muchos años atrás y compañeros de estudios con quienes hace más de diez lustros, el amigo Salvador dio sus primeros pasos en la Facultad de Artes y Letras, de la bicentenaria Universidad de La Habana.

Hasta la antigua casona vedadense del Centro de Estudios Martianos llegó Miguel Barnet, para darle su felicitación en nombre de la Unión de Escritores y Artistas y también recibió agradecido la Primera Colección de Poemas Afrocubanos, un obsequio enviado por la doctora Graciella Pogolotti, desde la Fundación Alejo Carpentier.

La investigadora del Centro de Estudios Martianos, doctora Carmen Suárez, se refirió a la época en que conoció a su colega y al modo en que él accedió a darle todo su apoyo a la petición de que fuera jurado de un premio sobre La Edad de Oro, cuya organización había caído sobre sus espaldas allá por el año 88 ó el 89 del pasado siglo”.

El relato de Carmen Suárez continúa cuando señala: “Fui a parar a una buhardilla en la que él vivía en El Vedado, la misma en la que vive todavía hoy, con amenaza de derrumbe, y después de una escalera señorial para aristócratas y una de caracol para criados, llegué asombrada a la humildísima morada de aquel sabio () quien me acogió un tanto tímido para decirme que si, sin la menor vacilación, cuando aún no se pagaban los tribunales de los concursos literarios.

Luego vinieron muchas emociones al presente cuando se mostraron antiguas fotos de grupos familiares tomadas allá por la tercera década del siglo Veinte, con las que se recordaron los primeros años escolares allá en el terruño natal, su inolvidable Caibarién. Otras reflejaban las fotos de las Milicias y las movilizaciones, en os primeros años del triunfo revolucionario de enero; el inicio de la vida laboral y los primeros tiempos cuando trabajó en el Instituto de Literatura y Lingüística, donde las múltiples investigaciones realizadas por más de dos décadas, ampliaban cada día su horizonte de saberes.

Su dedicación al estudio de la obra martiana y la de otros destacados literatos cubanos como Plácido y José Jacinto Milanés, le han convertido en uno de nuestros más acuciosos conocedores de la Literatura Cubana, por lo que ha sido galardonado con la Medalla por la Cultura Nacional, la Carlos Juan Finlay, del Consejo de Estado y la Juan Tomás Roig, del Sindicato de las Ciencias; el Premio Félix Varela, de la Sociedad Económica de Amigos del País y la Distinción Pensar es Servir, del Centro de Estudios Martianos, entre otros merecidos galardones.

Por todo lo que es y hace cada día, reciba el querido doctor Salvador Arias García, el merecido abrazo y el reconocimiento de quienes día a día tenemos la posibilidad de seguir su ejemplo. ¡Muchas Felicidades en sus Ochenta!

Posted in Sin categoría | Leave a comment

Para el preso 113, un homenaje tan alto como las palmas

Manos jóvenes plantarán este cuatro de abril una palma real en cada provincia cubana y el municipio especial de la Isla de la Juventud, como ofrenda a José Martí, a 145 años de la durísima prueba que supuso ser condenado a prisión y a trabajos forzados, todavía adolescente.

El homenaje al Héroe Nacional de Cuba destaca en el amplio programa de acciones del Movimiento Juvenil Martiano (MJM) a propósito de los 53 abriles de la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC) y su ya cercano Décimo Congreso, y del cumpleaños 54 de la Organización de Pioneros José Martí.

A poner la justicia tan alta como las palmas llamó el Apóstol a los cubanos, afirmó a la AIN Yusuam Palacios, presidente del MJM, y habló de la iniciativa como muestra de apego a las raíces y conexiónde las generaciones jóvenes con su historia, y de infinita gratitud a Martí por esta y tantas lecciones de vida.

En su cuerpo y, más aún, en su alma, dejó perenne huella del infierno vivido desde el cuatro de abril de 1870, pero si en los restos de las canteras donde fue obligado a trabajar, se yergue la Fragua Martiana, es porque, definitivamente, forja fue para ese hombre-luz la experiencia del presidio político, enfatizó.

Las 16 palmas reales que plantaremos, recuerdan los años de injusto cautiverio de los cinco luchadores antiterroristas cubanos prisioneros políticos del Imperio, fieles discípulos de Martí y, como él, condenados por amar y servir a su Patria y defenderla de quienes no la quieren libre, soberana y digna, añadió.

De lo mucho que tiene entre manos el Movimiento para abril y mayo, Palacios mencionó jornadas conmemorativas, a 120 años de sucesos relevantes, como los desembarcos de Antonio Maceo y Flor Crombet por Duaba, y de Martí y Máximo Gómez por Playitas de Cajobabo, para sumarse a la guerra necesaria”.

También será reeditada – aunque no en tiempo real – la ruta de Playitas a Dos Ríos, y el 19 de mayo, ese lugar venerado donde el cubano más universal cayó en combate en 1895, atestiguará la clausura de la cuadragésima edición del Seminario Nacional Juvenil de Estudios Martianos.

Los días 10 y 11 de abril ascenderán el Pico Real del Turquino 26 jóvenes -uno por cada año transcurrido desde la creación del MJM, el 28 de enero de 1989-, a la vez que una jornada martiana reunirá en Playitas de Cajobabo a una multitud de martianos bisoños y apasionados del oriente del país.

Lo más inmediato, sin embargo, será un Diálogo de Generaciones -mañana en la librería Alma Mater – sobre los jóvenes en la hora actual de la nación, en saludo al Congreso de la juventud cubana y su vanguardia política, y al cuatro de abril, fecha fundacional de la UJC y la organización pioneril.

Posted in Sin categoría | Leave a comment