"El egoismo es la mancha del mundo, y el desinteres su sol"
Inicio | ¿Quiénes somos? | Editorial | Biblioteca | Librería | Galería | Preguntas frecuentes

Universo de Martí

Enlaces

Cont@ctenos

Contador


29/07/14
Crónicas anteriores

Por Fausto Martínez Carbonell

Dan a conocer soneto inédito del Indio Naborí

El espacio "El Martí que llevo dentro", creación del Premio Nacional de Edición Imeldo Álvarez, presentó al Dr. Rodolfo Sarracino Magriñat, investigador del CEM, diplomático, historiador, combatiente, y Premio 2005 de la Academia de Ciencias de Cuba por su libro El caso Cutting. El disertante contó que su inserción en la obra martiana surgió desde que se había relacionado con emigrados revolucionarios. Su abuelo materno Magriñat –catalán, tabaquero– laboró por la causa revolucionaria.

Sarracino, exiliado por su militancia revolucionaria, hallábase en Nueva York cuando Manuel Bisbé lo llamó, y se integró al Ministerio de Relaciones Exteriores desde 1960 con Raúl Roa García, laborando durante 20 años. Sirvió en muchos países. “Comprendí la grandeza de Martí por la admiración que despertaba en los africanos, cuando serví en Uganda”.

El 16 de abril de 1961 se proclamaba el carácter socialista de la Revolución Cubana y nacía nuestro Partido. La victoria se consumaba el 19 de abril de 1961, afirmándose en la historia como la primera derrota militar del imperialismo yanqui en América.

Sarracino relató que su batallón 148 parte el 17 por la mañana para Girón. Narra admirado cómo los jóvenes milicianos disparaban con su fusiles a los aviones. Describió el avance hacia Pálpite de su compañía ligera de combate y su participación en las acciones de guerra.

Concluía el conferencista resaltando que en el 2002 tuvo la satisfacción y la honra de ser admitido en el Centro de Estudios Martianos.

Presente la poesía

Otro segmento del programa estuvo a cargo de la declamadora Alicia Fernán, quien ofreció el poema "Yugo y estrella", donde José Martí expone la disyuntiva que se plantea al mundo. "Elegía a los zapaticos blancos", de Jesús Orta Ruiz, el Indio Naborí, fue su recitación siguiente, en homenaje al poeta revolucionario.

Imeldo Álvarez anunciaba que se hacía público un soneto del Indio Naborí que databa de septiembre de 1961. El poeta estaba amenazado de muerte por la contrarrevolución y le confió a Alicia Fernán este soneto, que sólo haría público en caso de muerte, “porque es hermoso terminar la vida firmando con la sangre”. Incluso la familia del poeta desconocía la existencia del soneto.

Alicia agregó que Naborí solía comentar, refiriéndose a ciertas conductas: “Hay hombres con brillo en las palabras y sombras en los hechos”.

Al hacer las conclusiones, la directora del CEM, Dra. Ana Sánchez Collazo, resumía que “la Victoria de Girón marcó con carácter universal un hito en la afirmación de los pueblos de América. Rendir tributo a Girón es homenajear a todos los cubanos. Esta es la Revolución de los humildes y para los humildes. La patria está hecha del mérito de sus hijos. No sólo es conocer a José Martí, estudiarlo, sino practicar sus virtudes, porque él constituye el paradigma de todos los cubanos”.

La directora, a nombre del CEM, le hizo entrega a Sarracino Magriñat de un diploma de reconocimiento y la simbólica Rosa Blanca por sus altos valores, por su participación en la obra revolucionaria y por haber sido consecuente con la Revolución.

Navegación